Éramos algo que ninguno de los dos supo definir, solo éramos ratos de afecto y consuelo donde la ficha principal no eran los sentimientos si no prácticamente la piel.

Considerando que era el hombre que provocaba mis mayores deseos, en el cual era con el único que los mismo se propagaban no me sentía conforme con abandonar este algo sin definición que teníamos, de todas formas deseaba más de él, deseaba seguir con esto porque era lo que verdaderamente quería, sé que jamás me vería en una relación con él por el simple hecho de que ninguno de los dos deseaba eso, solo era cuestión de piel así me lo ha demostrado tantas veces que por inercia jamás podría verlo en mi futuro formando parte de cada espacio que hay en mi, de incluirlo en mis planes ni mucho menos pensar en un futuro junto a él.

 

A veces pienso que sería de mi si lo condicionará en mi vida pero al sonar mi móvil con un mensaje de él para vernos por la noche me desmotivaban en lo absoluto.
Sin duda esas noches se definían en un comienzo de coqueteo, besos apasionado y por último terminar en una cama, jamás me he quejado respecto a eso, quizá también se me va la idea de formar algo con él cuando sólo pretende tomarme como uso de sus necesidades y después olvidarse completamente de mi existencia.
Lógicamente en definitiva si me llegara a pasar algún sentimiento para con él y siguiera permitiendo este acto de su parte la culpa sería solo mía, pero su vida solamente se basa en buscar otra cama porque de vez en cuando precisaba de otros besos apasionados, de otro coqueteo, de otra piel.

tumblr_m83qh4w80U1qard8lo1_500_large
Lo que él ignora por completo es que a pesar de que solo obtenga de él el afecto a la hora de un acto sexual me atrevo a decir que es con el único que he hecho esto, es la única persona que permito que me use para poder sentir cada beso apasionado como una forma de decirme cuanto me quiere aunque no sea verdad, es con el único que disfrazando todas estas cosas que acabo de decir permitiendo que me toque inundándome en el completo placer y quizá eso mismo era lo que pretendía entender durante todo este tiempo, lo único en lo que tenía que pensar “no poder imaginarme algo con él”  pero  entendí que aquel acto de afecto se convertía poco a poco en mi calvario ya que si quiera al estar con él podía mirarlo a los ojos porque allí era donde comenzaba a ver con él un nuevo futuro, el futuro que ves cuando se comienza a amar a alguien.

Por: Valeria duarte



     Compartir         Compartir