Estuviste con la que no es tu novia; con esa a la que apenas conocías de dos noches de borrachera, esa que no te envía mensajes y no te prepara la cena, no es la misma que dice que te quiere, la que te sueña y que contigo un futuro anhela. No era la que ha luchado por ti hasta el cansancio, la que se la ha jugado y por ti ha apostado, esa que te tiene más fe que nadie y te valora como ni siquiera tú mismo lo haces.

Has cambiado el amor por cinco minutos de placer, ser infiel ¿te ha dado un mejor papel? Has demostrado que eres todo un patán y que con el título de un hombre de verdad, el ancho no das.

1

 

Mientras hacías tuya a esa desconocida te has olvidado de quien en cada caricia te entregaba su amor, un amor puro y de verdad, uno como el que quizás jamás otra vez tendrás. Con los mismos labios que a esa has besado le habías pronunciado que querías hacerla feliz y que nunca le habrías de herir ¿tu urgencia era tanta que se te olvidaron tus palabras?

Te has desnudado para otra mujer, otra que no memorizó tus cicatrices y cada lunar en tu piel y ¿sabes por qué? porque para ella solo fuiste uno más, uno más que le dio placer y tu tan idiota caíste en su juego olvidando que a tu lado se encontraba una buena mujer, la subestimaste y posiblemente pensaste ¨nunca lo ha de saber¨ pero ya lo has visto, al final, tarde o temprano la verdad sale a la luz y hoy estás a punto de perder a la única mujer que aunque no merecías te quería como nadie más lo habrá de hacer.

cuando te conoci

¿Y en qué pensabas en esos cinco minutos de estupidez? Si después de ello no te quedaste acostado sujetando en tus brazos a la mujer con la que has visto tantas veces el amanecer. Si no te llenó la cara de besos, ni te habló con su voz de mimada ni susurró a tu oído un ¨te quiero¨, no te recorrió con la yema de sus dedos hasta erizarte la piel, tampoco te habló de sus sueños y sus miedos, no pasó sus dedos por tu cabello ni te abrazó de tal forma que te estrujó el cuerpo, entonces, ¿de qué sirvió fallar? De que si al final te quedarías sin amor, sin detalles, sin mensajes bonitos, sin momentos a su lado, sin sus brazos que se convirtieron en tu mejor refugio, sin sus pláticas, sin sus mimos, sin su apoyo, SIN ELLA.

Tanto apostar por ti para que al final le terminaras demostrando que no eres tú quien marcará la diferencia en su vida entre aquellos que ya le habían roto el corazón, le has partido el alma y aunque pidas perdón, quizás esta traición ya no tiene solución.

1

Mi amigo, engañarla no te hizo un ¨cabrón¨, sólo le demostraste que no eres tú quien merece su amor ni su corazón, le hiciste ver lo equivocada que estaba al apostar por ti y que, aunque te quiera, con otro mejor ella merece ser feliz.

Merece a alguien que se la juegue por ella, que le baje el sol, la luna y las estrellas, alguien que la respete, que la valore, que la muestre al mundo entero, que cada día que pase se sienta afortunado por tenerla a su lado. Ella es de las que saben querer y tú, tú la tuviste quizás sin merecer y aun así no supiste serle fiel, su amor te quedó muy grande y aunque quizás ahorita no, la vida en algún momento te mostrará cuan equivocado estabas al cambiar una aventura por un amor que te hacía mejorar…

Mujeres como ellas son las que aman de verdad, ¿crees volver a tener en tu vida a una igual?…

Autor: Stepha Salcas



     Compartir         Compartir