Todos merecemos un amor que nos ame tal como somos, un amor con el que no tengamos que poner escudos para  ocultar nuestras angustias, nuestros miedos, nuestras más profundas debilidades, ese amor que nos de calma, que nos de  paz, pero que al mismo tiempo nos de fortaleza para afrontar las cosas que no podemos cambiar, ese alguien que nos impulse a emprender el vuelo,  nos enseñe a usar la alas, a amar en libertad

somos magia

Todos merecemos  un amor, que nos mire como si no hubiese nadie más en la tierra, que nos cubra de besos, que nos haga olvidarnos de los complejos, de los defectos que tantas veces causan inseguridad

Necesitamos a alguien que nos haga sentir que incluso imperfectos, somos perfectos cuando nos queremos

Merecemos un amor que no tenga dudas, que sepa que a nuestro lado es el mejor lugar, que sepa que aunque existieran mil mundos, nuestra casa es su único  hogar.

Ese alguien que haga de nuestro mundo un lugar mejor, un rinconcito en el cielo solo para los dos, que no tenga miedo de segundar nuestras  locuras, ni de creer en las ideas que a primera impresión podrían parecer faltas de cordura.

Todos merecemos a alguien que nos quiera tal como somos, alguien con quien compartir el tiempo, incluso cuando se trata de los momentos más tensos, a alguien que nos tenga fe, que crea en la grandeza de nuestras posibilidades, de nuestros sueños, de nuestras ganas de crecer.

magia

Merecemos caminar con alguien que este enamorado de nuestra risa, alguien con quien compartir el llanto, pero también la alegría, alguien que sepa hacer olvidar con besos los enojos, alguien que vuelva para conversar después de pelear, alguien que sepa pedir perdón cuando ha actuado mal.

Ojalá que todos tuviéramos la suerte de encontrar un amor así, ojalá todos pudiéramos encontrar un amante que te mire como si quizá fueras magia.

 

 

Autor:      Laura He.

 



     Compartir         Compartir