Me llegó a la mente, esa escena, de cuando mi yo pequeña, se acerco con mamá y le preguntó que significaba decir te quiero, ella solo me contesto que lo sabría cuando lo sintiera, que decir te quiero significaba SENTIR, con inocencia pero bien segura, le deje que yo era lo que quería, que yo quería sentir…

Ahora lo recuerdo con algo de ironía, porque es justo lo que ya no quiero hacer, YA NO QUIERO SENTIR, porque basto aprender a amar, para que los sentimientos caminaran en fila inda, uno tras otro, haciéndome sentir como en un juego mecánico, a veces arriba, y de repente podía ver el suelo en picada, como en caída libre. Y cuando aprendí a sentir, llegó a mí el peor sentimiento de todos, LA SOLEDAD.

walk

Dicen que la soledad puede llegar a ser tu mejor amiga, eso lo dicen los que se resignaron a padecerla, otros, dicen que es la mejor consejera, ahí no difiero tanto, pues estando solo te encuentras a ti mismo, te tomas de la mano y te llevas al camino que no debiste haber dejado, pero eso solo puede tomarte unos días cuando mucho, el sentirte sola por peses no es nada sano, no es nada bonito.

Estando en soledad, puedo decirte que otro cúmulo de sentimientos, igual de desagradables vienen de la mano de ella, te sientes frustrada, sientes que corres en el mismo sitio, que te llenas de pendientes y solo los apilas en el rincón porque no puede moverte aunque lo intentes.

Te sientes agobiada, triste, todo te atormenta, estas tan sensible que de inmediato y por casi nada te pones a la defensiva, aunque no quieras estar sola alejas a los que intentan acercarse.

Me siento sola, inevitablemente me siento vacía, tengo tantos sentimientos al mismo tiempo que no se qué origino cada uno.

A veces la desesperación es tanta, que puedes sentir como tu corazón se quiere salir, como él siente que lo están apachurrado fuerte, que no lo dejan latir, que no lo dejan ser para poder estar,  y no puedes hacer nada, no puedes defenderte, solo te queda llorar, llorar….

Quisiera ahora tener la respuesta para dejar de sentir, o al menos, el poder saber con certeza, si todo  lo que he sufrido valdrá la pena, si seré recompensada, quiero saber si algún día dejaré de sentirme así.

nice

Justamente esa idea de que no siempre será así, es la que me hace aferrarme a sentirme mejor, solo tengo que recordarme seguido que no estoy sola, que tengo gente a mi alrededor que me quiere y les es grata mi compañía. Debo recordarme que hay muchas cosas por  lo que vale la pena sonreír, y decirme una y mil veces, que la vida siempre se mueve, que tengo que ir a la par con ella, que no espera a nadie, y sobre todo, que no siempre voy a sentirme como me siento ahora.

Convenciéndome que vienen cosas mejores, es la mejor forma de levantar la cara, caminar de la mano con mi soledad, y presentarle al resto del mundo que está frente a mis ojos.

 



     Compartir         Compartir