No quiero que pienses que es un arranque irracional de amor, no quiero que pienses que será una promesa banal, insignificante, que lo digo ahora, porque clavaste tus ojos en mí y lograste que te sintiera parte de mi piel, siento que te respiro por cada poro. Desde ese primer beso he sentido que somos uno.

Te mentiría si te digo que lo sentí desde el principio, la verdad es que tenía mis dudas de ti, pero también sería absurdo pensar que todo sería bello desde el comienzo. Lo nuestro ha tenido muchas altas y bajas, como todo, como todos, el verdadero amor es cuando no idealizas a ese alguien y comienzan a aceptarse a amarse con todo lo que son, crecer juntos, adoptar nuevas posturas, acuerdos para lograr la vida en pareja, solo así se dice un te amo sincero, conociéndonos así, sinceros, completos, se pierde el miedo de fallarnos.

miradas

Me enseñaste a dejar huella, a no trastabillar con mis decisiones, contigo me convertí en una mejor persona, cierto es que no venimos con instrucciones, y que gran dicha, me ha encantado descubrir por mí misma, cada una de las funciones que tiene el muñeco, ese que me gusta cuida, mimar, ese que tendré en el aparador más bonito de mi vida, echamos a volar juntos nuestras mas locas ideas, pero siempre con los pies en la tierra, siempre consientes de lo que queremos de lo que haremos, siempre conscientes de que a donde vamos, iremos juntos.

Hay veces, en las que no quiero siquiera acercarme a ti, tienes un fuerte temperamento, y a veces reaccionas sin pensar, aún así jamás he recibido una falta de respeto hacia mí, eso, sin importar que suelo ser yo la que te provoca, tampoco suelo ser fácil de tratar, hago rabietas sin que siquiera las esperes, me gustan los mimos y la atención completa, tenemos días claros, otros bastante oscuros, son precisamente estos últimos los quema han hecho enamorarme como una boba de ti, admiro en gran medida esa garra que sacas justo cuando dices no poder más, no puedo pedirte de ninguna otra forma, eres tal como requiero, sé que soy lo que necesitas, en fin, no veo nuestra vida uno sin el otro.

Hay un antes de mi sin ti pero no me veo un después de ti, no tengo miedo ni dudas de comenzar cada día de ceros contigo, no tengo miedo de pintar de colores vivos cuando tengamos una racha en gama de grises, estoy segura de que voy a equivocarme algunas veces pero que siempre tendré tu mano pegada a la mía, se que por muy molesto que estés conmigo, jamás dejaré de sentir tus brazos rodeándome, apoyándome, sé que siempre estarás a mi lado.

juntos

Hoy quiero decirte que quiero caminar de la mano contigo alrededor del mundo, sé que te amo, y quiero estar cuando nadie más quiera estar, cuando el espejo deje de sonreírte, cuando sientas que ya no hay nadie más.

En las buenas y en las malas, siempre… siempre contigo voy a estar.



     Compartir         Compartir