Siempre hemos escuchado eso de que polos opuestos se atraen, y en la mayoría de los casos así es, pues en la pareja día a día se comparten puntos de vista distintos, si siempre fuera igual y para siempre a favor en todo, ¿la monotonía seria pan de todos los días no?

Cuando decides unir tu vida en matrimonio, o sellarlo con un compromiso en unión libre con tu pareja, independientemente de los lazos que se digan frente al altar, o en la salsa de su primer departamento donde estarán juntos, deben estar bien consientes que el juego, nada sencillo comienza, y que definitivamente ambos deben estar en el mismo equipo, no dejar que el contrincante se meta en su relación, con afán de desestabilizar lo que juntos, como pareja ya habían acordado como pareja.

En el matrimonio

Nuestro hombre necesita saber que la portería es la misma en donde tiran ellos, que los apoyamos y que no queremos hacerlos sentir menos, por ejemplo, si en una reunión familiar  no estás de acuerdo con lo que está sucediendo en la cancha, recuerda que él es de tu pareja, y de tu equipo, y los demás no deben saber que el equipo ésta vulnerable, no lo ridiculices frente a su familia, mejor guarda silencio, y ya hablarás con él en privado,  pues la tribuna no debe saber la deficiencia de la fuerza técnica.

Muchas veces pasa lo mismo con sus amigos, tu silencio puede hacerte creer que eres sumisa y  caes en el acto machista de él, sin embargo es cuestión de técnica, y estrategia, él deberá hacer lo mismo por ti. Recuerda, “los trapitos sucios se lavan en casa” y siempre ante una riña, lo mejor es la reconciliación, y si es en privado mejor ¿no?

Cuando estás viendo el partido de tu equipo favorito, seguro lo defiendes ante la restricción del árbitro, y dirás que la falta dada para el miembro de tu equipo favorito, seguro dirás que la verdad la falta la cometió el otro, lo mismo debe pasar en la cancha del juego de tu vida en pareja, pues así, apoyándose, y sobre todo con mucha comunicación, lograrás forjar y hacer cada vez más sólida y feliz tu relación.

Ya lo sabes, de ¿qué lado estarás en tu matrimonio, o vida en pareja?, caminen juntos, y sean el mejor equipo de aventuras, de viaje y sobre todo, el gran equipo de vida que están formando en pareja.

Escrito por: Fabiola P.



     Compartir         Compartir