¿Y sabes qué es lo mejor para ella y lo peor para ti?

Que al final del día todo su esfuerzo, su empeño, todo lo que luchó, todo el amor que te entregó, tendrán frutos y la echarás tanto de menos que te darás cuenta que en la vida sólo se coincide una vez pero lamentablemente cuando quieras volver, ella ya se habrá ido para siempre.

Tarde o temprano todas sus acciones que hoy te pasan desapercibidas, sus sentimientos que hoy te son indiferentes y todas sus manías las comenzarás a echar de menos.

infiel

Comenzarás a extrañar que te quieran como lo hacía ella. Echarás de menos su locura, sus chistes malos, su voz de mimada que tal vez hoy no toleras.

Morirás por hacerle el amor, recorrer su piel, besar sus labios y respirar su olor.

Añorarás su entrega y su pasión, incluso lo loca que es para dormir, sus brazos que siempre te buscaban en la madrugada y su cabeza postrada en tu pecho, esa manera en que con el solo roce de sus dedos te lograba erizar la piel.

Sé que también habrás de recordar sus detalles y no te quedará más opción que entristecer porque esa mujer lo dio todo por ti, todo lo que ninguna otra había dado y aunque muchos la hayan tachado de tonta e ingenua por quererte tanto, ella te terminó marcando, ¡acéptalo!

feliz

Ahora ¿con quién compartirás el café y la comida al anochecer? Extrañarás que te consienta, que te mime, que te bese inesperadamente y que haga berrinches.

Anhelarás escuchar una vez más su risa, conversar con ella e incluso pelear.

Recordarás sus celos sin sentido, las escenas que más que hacerte enojar te hacían reír y es que ella tenía un no sé qué que era imposible que sus acciones te molestarán pero eso ya da igual porque ella ya no estará más y todo ello lo extrañarás.

Extrañarás también las salidas, la manera en que te seducía y las noches que compartían, anhelarás escucharla decir que te quiere, lo guapo que eres y la fe que en ti tiene.

1

Y ¿sabes por qué habrás de extrañarla tanto? Porque ella es una en un millón, de las que se entregan sin reservas, de las que aman completas y luchan a diario por entregarte su mejor versión. Son de las que vuelan contigo, de las que se la juegan, se arriesgan, de las que por ti apuestan y si te caes, ella se acuesta al lado tuyo. Ella es así…

Y ahora, sólo te tocará recordarla porque cuando la tuviste no supiste valorarla y ese ¨fin¨ será por ti.

Ella pudo ser una más en tu vida, pero tú eres un hombre menos en la suya, no quisiste marcar la diferencia entre un hombre de verdad y un cobarde que no se arriesga a amar y eso tarde o temprano te pesará.

Autor: Stepha Salcas



     Compartir         Compartir