Ella no es mi madre, hace mucho que rebasó esa palabra, no creo que exista una definición concreta y precisa de lo que es ella para mí, es la creadora de mis días, si soy lo que soy es por su causa, ella, con su fortaleza de seguir día con día, me dio la seguridad que me caracteriza, pese a la precariedad del tiempo, jamás me faltó nada, ella es la que dando la cara, y el alma me sacó adelante y jamás dijo, “estoy cansada” o “ya no puedo más”, ella es lo que conozco como amor.

Desde el primer día que la vi, reflejé en ella mí completa admiración, no recuerdo ese día, pero cada que veo su ahora cansada cara, no creo que haya sido diferente, con ella a mi lado, es como me mantengo en pie y esperando de frente lo que venga, solo Dios sabe que sería de mí, sin su presencia.

mom

Ha dedicado su vida a guiar la mía, y lo ha hecho bien, pues llena de orgullo me veo en el espejo y su reflejo me respalda, genéticamente no seremos idénticas, pero mi carácter, mi esencia es idéntica a la de ella, y me encanta.

Cuando mi día ha ido mal, solo ella es la que me reconforta con una sonrisa y me promete que todo irá bien, no sé que magia tenga de su lado pero nunca miente, tarde o temprano, el sol vuelve a salir en mi tempestad, y tal como lo dijo, “todo vuelve a estar bien”, a veces por cosas del destino y jugadas de la vida, estuvimos lejos,  eso me hizo valorar aún más su presencia, pues tiene el poder de hacer cualquier problema, por grande que sea, en algo insignificante.

Ya no soy una niña, pero me encantaría ser, la bebé que ella jura que siempre seré, el tiempo no se detiene, aunque juegue todas mis cartas para poder dejarte a mi lado para siempre, eso no sucederá, y sé que mi vida se detendrá cuando decida no seguir a mi lado y cruzar el plano hacia la paz, la veo cansada, su mano ahora es más pequeña que la mía, en su cara se muestra el paso del tiempo, su cabello ahora es blanco como la nieve, y yo tengo miedo, pues ella es la belleza de mi mundo, un mundo que jamás de vuelve a repetir.

No me queda más que disfrutar el aquí y el ahora, la tengo a mi lado, ahora quiero ser yo su fortaleza, quiero demostrarle que hizo bien su trabajo, ese duro trabajo de enseñarme lo bueno y lo malo de la vida, y darme las armas para alejarme de lo malo y luchar siempre por lo que quiero y lo que merezco. Puso en mis manos las armas para comerme el mundo a puños, sin ella no hubiera llegado a ningún lado.

grand ma

En estas líneas, trato de expresar lo que es para mí, es, extraordinariamente única, hija ejemplar, abuela y madre como ninguna otra, me enseñó el valor de la amistad, pues hasta el día de hoy es y siempre será mi mejor amiga, mi confidente, mi consejera, mi todo, no puedo, ni se cómo agradecer a la vida por ponerla como mi madre.

No sé qué fue lo que hice, para tenerla en mi vida, sé que jamás mereceré tal regalo, pero ya que lo tengo, solo puedo decir, QUE LA AMO MÁS QUE AMI MISMA, no existe palabra justa para agradecerle, sin embargo estas líneas que son con el corazón en la mano, le digo que entregaré mi vida si es preciso para poder pagar un poco de lo que ella dio por mí, esto es para ella, que no sé cómo llamarla…

ELLA NO ES MI  MADRE…

 PUES REBASÓ POR MUCHO LA PALABRA.



     Compartir         Compartir