Ella no usa minifaldas ni grandes escotes para verse guapa y llamar la atención, su atuendo preferido son jeans y unos zapatos cómodos y aun así nunca pasa desapercibida.

Ella te dice lo que siente, bueno o malo. No se guarda nada ni espera que adivines y le leas el pensamiento, sabe lo que quiere y no duda en decirlo.

Ella no espera que pagues la cuenta o el cine, lo acepta de vez en cuando, pero sabe que tú tienes gastos y que no dejara de ser una chica por sacar su billetera.

Ella no sale y se emborracha, si sale y si bebe, pero jamás hasta perder el control, conoce sus límites.

 

Ella no comparte en sus redes sociales fotos de su última borrachera ni de su escote. Si comparte fotos de ella, pero sabe que su valor no está en su cuerpo, sus likes o los comentarios.

Ella no está ansiosa por el próximo capítulo de la telenovela, ni sabe todos los chismes de las estrellas de televisión. Si ve tele, pero prefiere pasar horas con la nariz entre un par de páginas, leyendo.

Con Ella no solo hablas del clima y sus planes para las vacaciones, con Ella puedes hablar de temas que ni sabias que existían, si bien siempre te sacara risas, puedes entablar una conversación interesante acerca de política, religión, la vida, el universo, etc. No lo sabe todo, pero te das cuenta que quisiera hacerlo.

Ella no pide ensaladas y verduras cuando la llevas a comer, si se cuida y respeta su cuerpo, pero por lo mismo sabe que puede sentarse a comer unos tacos y pizza sin problemas.

triste

Ella no está esperando que tú la guíes y le muestres el camino que debe seguir, Ella sabe lo que quiere y te quiere como compañero no como guía.

Ella puede llorar y reír en segundos, puede usar un pantalón con tenis y mañana un vestido con un lindo bolso.

Esa chica que vino a tu mente mientras leías esto, es el tipo de mujer que no debes dejar ir.

Porque si logras que te ame, será capaz de escucharte en tus peores días, te aconsejará, te cuidará y buscará que seas feliz a como dé lugar.



     Compartir         Compartir