Me preguntas muchas cosas, entiendo tu molestia pero tú también deberías entender la mía. Me dices que quieres saber la verdad y me preguntas una y otra vez si lo nuestro en realidad fue cierto.

¿Quieres saber la verdad, cierto? Pues sí, mi corazón era tuyo, era exactamente para ti. Sí, yo soñaba a que yo era tuya y que tú eras mío. Sí, no puedo negar que mi corazón sólo latía por ti, pero las cosas ya no son las mismas y no me lamento por eso, no exactamente.

Por un tiempo te fuiste y ahora has regresado, ahora que has vuelto tengo que decirte, no sólo eso, además me obligo a decirte que NO. Ya no, porque las cosas ya no son como antes, no sé porqué esperas a que lo sea.

Te esperé con todo el peso de mi vida mientras estuviste lejos, estuve dispuesta a esperarte la vida entera de ser posible y tenía derecho a conocer a alguien más, de enamorarme de alguien más.

El silencio entre nosotros se ha hecho grande, así que la historia de nosotros hoy se termina. Así que entiende que hoy digo que NO, porque yo ya te esperé mucho tiempo y te esperé justamente el tiempo que fue necesario.

Te esperé el tiempo necesario, para poder darme cuenta que ya no debía estarte esperando, porque te tardaste, no llegaste a tiempo para ti, tu llegada fue a justo tiempo en beneficio mío, pude saber que era suficiente.

356532-lonely-girl-480x270

Te tardaste, llegaste muy tarde y el tiempo no espera a nadie, y si estás aquí para decir eso que pienso, creo que es mejor que no digas nada y mejor date cuenta que empezaste después de nuestro final.

Ya no hay tiempo para ti, no pienso darte ni un segundo más de mi tiempo.



     Compartir         Compartir