Para todos en algún momento es difícil pedir perdón. Todos hemos tenido que hacerlo alguna vez. Todos hemos fallado porque absolutamente nadie está libre de fallar. Todos fallamos y muchas de las veces fallamos a las personas que más nos importan en la vida; les fallamos en ocaciones sin pensarlo, sin darnos cuenta.

Es difícil pedir perdón después de fallarle a esa persona que verdaderamente nos importa; porque cuando le fallamos a una persona que nos importa duele en el alma y comenzamos a sentir esa angustia que nos lleva a recuperarla. Pedir perdón no es tan fácil y menos cuando dentro de tu corazón existe un poco de orgullo.

Esta es la historia de un hombre que no tomó las fuerzas necesarias para pedirle perdón a esa persona que en verdad le importaba, a esa persona que estuvo ahí para él a pesar de todo a pesar de todas las veces que él le fallo. Ella permaneció a su lado por todo el tiempo que la fuerza de su corazón; ella se canso y estamos de acuerdo que algún día tenia que pasar porque todos fallamos, pero también todos tenemos un límite, un tope en el corazón que cuando se llena ya no hay marcha atrás.

Sabemos el final de esta historia. Sabemos que él quizá lo intentó pero nunca fue lo suficiente, quizá al pedirle perdón nunca hizo el esfuerzo para no volver a fallarle. Sabemos que al final ella termino yéndose de su lado porque su corazón se había llenado, porque su paciencia y amor habían llegado al límite que acabo de mencionar. Sabemos que en las historias de amor no siempre existe un final feliz y menos cuando los protagonistas no lucharon por encontrarlo. Quizá él estaba arrepentido y quizá era sincero cada vez que intentaba pedirle perdón, pero la realidad es que en esta vida debes arriesgarte por las personas que amas, por las personas que existen en tu corazón y que sabes que serán difíciles de borrar. Todos debemos esforzarnos lo suficiente por luchar por esa persona a la que amamos y queremos para toda la vida a nuestro lado. Aún tiene oportunidad, quizá, si ella se lo permite.

Ella se fue y quizá no quiera regresar, pero si ella verdaderamente lo amo al ver el esfuerzo de ese hombre que por mucho tiempo estuvo a su lado y que le demostró en ocaciones que ella le importaba. Quizá ella recapacite y quiera volver a lado de esa persona a la que ama porque todos, sin excepción debemos hacer un esfuerzo por permanecer a lado de esa persona. La realidad es que tanto ella como él deben luchar el uno por el otro; él por recuperarla y demostrarle cuanto le importa y ella abrir su corazón para recibir un perdón sincero y olvidar todas las ofensas.

Y este es el final de la historia donde aprendimos que todos los seres humanos de este planeta tienen el derecho del error, pero que una vez que se comete debe ser corregido lo más rápido posible. Aprendimos que tenemos que esforzarnos por las cosas y las personas que amamos. Además aprender a abrir el corazón al perdón y ser capaces de olvidar cada una de las ofensas.



     Compartir         Compartir