No es que no te quisiera, o que no estuviera dispuesta a entregarte mi tiempo, o a darte lo mejor de mí,

Sabias de antemano todo lo que sentía, el infinito mi amor que era solo para ti, y sin embargo todo ese cariño no fue suficiente, pues terminamos y aunque me dolió en el alma, renuncie a tu mirada y me aleje de ti.

Desafortunadamente, nunca comprendiste la palabra amor, pues tal parece que tú solo amabas tu reflejo, tal parece que nunca te importe yo.

lejos de ti

A final de cuentas este dolor que hoy siento, no es  tu culpa, la culpa es mía por permitir, por dejarte invadir mis pensamientos, por darte el poder para lastimarme, para hacerme sufrir.

Pero mira que la paciencia no es eterna, y después de todo fui yo la que decidió rendirse, la que se cansó de ti, me canse de sentirme sola incluso estando junto a ti, me canse de tus caricias frías, de los besos que en realidad nunca sentiste, pues a pesas de mis esfuerzos, tú corazón nunca me perteneció, nunca estuvo en tus planes enamorarte de  mí.

Dicen por ahí que el amor todo lo puede, pero la realidad es que el amor necesita de dos para prosperar, de nada sirve entregar amor si no es reciproco, si no es correspondido en la misma medida.

Por fin lo entendí después de tantas desilusiones, por fin entendí que no es factible seguir esperando por un amor como el tuyo, por un amor que no está dispuesto a entregar lo mejor de si

querido extraño

Hoy me he armado de valor, te lo digo por fin, te dejo libre, me voy de aquí, espero que un buen día aprendas a valor a las persona, aprendas a valorar el amor, espero que al pasar el tiempo, no te arrepientas de haber dejado escapar a alguien que estaba dispuesta a darlo todo por ti.

 

Me marcho no sin antes decir:

Te deseo lo mejor, espero que vivas muy feliz.

Escrito por:    Señorita Libélula.

 

 

 

 

 



     Compartir         Compartir