No podemos culpar siempre al destino por colocarnos con las personas incorrectas, tal vez, el destino notenga nada que ver con eso, tal vez seamos nosotros quienes estropeamos las cosas con nuestros actos sin pensar, con nuestra boca al hablar y con nuestra razón al reaccionar. Tal vez seamos nosotros quién arruine los planes del destino.

El destino nos ha colocado en un solo lugar y en un solo momento, y después de eso ya solo queda hacer las cosas bien de nuestra parte, trabajar juntos, valorar el tiempo, seguir adelante apoyándonos y tratando de llevar nuestra relación a un mejor lugar. Ahora es momento de que nos encarguemos de hacer lo posible para mantenernos juntos, para trabajar juntos hasta le final sin estropear las cosas, sin estropear nuestro futuro. Debemos caminar con cuidado viendo cada paso que damos, viendo no tropezar para no caer porque sabemos que si tropezamos caeremos los dos a menos que seamos nosotros mismos quienes nos metamos el pie para hacernos caer. Debemos comenzar a ser cautelosos y tratar de siempre dar lo mejor de nosotros, tratar de seguir adelante sin retardos y siempre manteniéndonos juntos.

El atino ya hizo su parte, ya fue el quién nos unió, quien preparo el punto donde nuestros caminos se juntaran para que pudiéramos estar juntos, para que pudiéramos llegar a este momento, a este momento. Quiero caminar a tu lado por mucho tiempo más y espero que tú sientas lo mismo. Espero que tú sientas lo mismo que yo siento por haberte encontrado en mi vida. Espero que sientas lo mismo cada vez que nos vemos y el tiempo nos permite seguir caminando y trabajando en la construcción de la obra que ya fue comenzada desde el día en el que nos conocimos. Estoy dispuesta a entregar lo mejor de mía para que no haya sido en balde todo lo que tuvimos que pasar para tener la oportunidad de un ‘tu y yo’. Estoy dispuesta a trabajar muy duro para hacerte feliz para que quieras permanecer a mi lado por mucho tiempo más. Espero que tú pienses lo mismo.

Nunca imaginé que el destino me premiaría de esta manera al ponerte en mi camino, al ponerme a una persona maravillosa que ha logrado alegrar mías días tristes, que ha logrado mostrarme el amor en la mejor de sus definiciones y que ha logrado enseñarme el valor de la amistad y el esfuerzo que se necesita para mantener una relación, para mantener el amor unido. El destino no solo me demostró que existía esa persona que podría completarme, que podría llenarme de la mejor manera posible. Le agradezco al tiempo, a las circunstancias que participaron para que tú y yo pudiéramos terminar juntos y que permitieron que tú y yo pudiéramos disfrutar de todo este tiempo que podemos pasar juntos y que podemos aprender uno del otro.

Quiero invitarte a que sigamos juntos y que sigamos caminando tomados de la mano cuidándonos el uno al otro. Quiero invitarte a que sigamos trabajando por permanecer en este sueño y que trabajemos para que podamos seguir creando este mundo que solo nos pertenece a nosotros dos.

 



     Compartir         Compartir