Imagino el color de tus ojos y el tono de tu voz, la textura de tu cabello, y el color de pie;, aunque la verdad, la forma en la que luce es  lo de menos, pero lo que sí es indispensable es la manera en la que te enfrentas al mundo, como  asumes los retos, que  seas capaz de  superar tus problemas sin miedo, tú, al que aún no conozco, pero me imagino, tú tan fuerte e inteligente, soñador, tal vez un poco impaciente, pero con metas claras, pasional, de sonrisa franca. tú, el hombre perfecto para mí.

Hoy es una de esas noches en las que me ha dado por pensarte, a ti, desconocido que invades mis pensamientos, que llenas de risas mis sueños, a ti, imprudente extraño que invade mis anhelos, mis ganas de amar, mis ganas de vivir.

eres tú

Adoro perderme en mis pensamientos e imaginar nuestros momentos juntos, esos que sé que algún día habremos de vivir, me pierdo en nuestros besos, nuestras risas, nuestros abrazos, ese tiempo divino que habremos de compartir.

Sé que adoraré prepararte el café por las mañanas y las tardes de lluvia en casa, abrigados en nuestros brazos, mirando por la ventana la lluvia, amándonos, adorándonos, tu y yo, querido extraño,  futuro amor de mi vida.

  

 Aun no te conozco y ya te extraño, es que tengo tantas ganas de encontrarte, de mirarte de frente, de mirarnos a los ojos y reconocernos para  nunca más soltarnos.

 

Sé que cuando el momento llegue, encontraremos en nuestros ojos el camino, seremos nosotros mismos los que elegiremos el destino, sé que seremos apoyo, impulso, motivos para ser mejor de lo que antes fuimos.

perfeccion

Y es que cuando te encuentre, te abrazaré tan fuerte, para que sepas que eres todo lo que quiero, que eres tú el amor de mi vida, mi sueño predilecto.

Tú, solo tú, mi hombre perfecto.

 

 



     Compartir         Compartir