Si, ya no me duele tener una desilusión, un fracaso, alguna promesa rota; porque aprendí que tal como llega, también a de partir, y probablemente otro buen o mal amor llegará, en eso consiste la felicidad, en ver llegar y partir  personas, momentos y oportunidades. Con el tiempo he aprendido a vivir mis momentos, a estar conmigo misma, a entenderme en soledad, a caminar por las calles añorando un buen día, sin darle tanta vueltas a lo que se marchó, a lo que no quiso quedarse o a esos intentos poco fructíferos.

Aprendí, que soy fuerte y capaz, que no tengo límites para amar, y aunque salga herida, el amor ya no me duele, porque prefiero un rasguño en el corazón que convertirme en un tempano de hielo incapaz de experimentar esa sensación tan hermosa de compartir tus momentos con alguien. He tropezado, como todos los que hemos apostado, pero no me rindo en mi búsqueda, y perdí el miedo a equivocarme, porque nadie tiene la certeza de  nada en esta vida, lo único cierto es la vida misma.

Amo mi vida; tal cual es perfecta y aunque a veces el camino se torna gris, siempre he creído en el amor y no dejare de hacerlo porque alguien me fallo, porque a alguien le falto coraje o porque simplemente yo no era lo que buscaba y sin ser su intención jugo con mi tiempo y mis ilusiones. Soy capaz de levantarme cada mañana y encontrar el motivo para sonreír, el tiempo me enseñó a luchar, a perseverar, a levantarme cuando salga derrotada de esa gran batalla que es el amor.

my-girl-is-happy-1440x900

Amo a todas esas personas que pasaron por mi vida, pero por sobre todo, amo a las que se quedaron a pesar de lo difícil que es estar al lado de una mujer intensa, fuerte, independiente, corajuda y valiente. Porque pareciera que eso aterra un poco, y puede ser, lo entiendo, por  lo general  es más fácil tener gente que dependa de ti a una que sabe lo que quiere, que tiene tan claro que será feliz a pesar de la adversidad y que si un día decides marcharte, te dejará ir sin reproche porque seguir adelante es su consigna.

Por: Coni Saavedra



     Compartir         Compartir