Curiosamente una canción hermosa y completamente romántica, me hizo pensar en él, de nuevo pasó por mi mente aquel amor que se acabó hace meses, pero ahora ya no lo pensé de la misma manera, ya no es el protagonista de mi vida amorosa, ya no es importante en mi vida.

Por varias semanas desde que decidimos terminar, mi cabeza estaba inundada de su recuerdo, el pensarlo me llenaba de culpa, lo culpaba a él, y no deseaba otra cosa que abrazarlo, era como si pudiera pedir 3 deseos, 2 serían tenerlo de nuevo a mi lado y el 3 definitivamente evitar que las cosas pasarán como pasaron.

soledad

Pero ya no, después de mucho me quedó claro que no se puede obligar a amar y a permanecer a nadie, que no puedo reprocharle el no amarme como merezco o el regresarme el amor que yo le di, en este tiempo sin él de verdad que he cambiado más de lo que lo he hecho en toda mi vida, increíblemente me hizo crecer como persona, mis sentimientos ahora están más limpios, no es que no lo fueran, y que el amor que le tuve haya sido infantil e inmaduro, no es así, en verdad estaba enamorada, de verdad quería formar parte de su vida como él lo era en la mía, pero las cosas no siempre salen como una las planea, y resulta que cuando entiendes el dolor, te das cuenta que valió la pena, todas y cada una de las cosas vividas.

Por increíble que parezca, por esta desilusión, pude verme destrozada, me perdí a mi misma y lo agradezco, no es quesea masoquista y mucho menos que esté tirada al drama, en realidad agradezco, ya que me mostró la fortaleza interna que no sabía que tenía, así como estuve desecha yo sola aprendí a construirme de nuevo, y como toda obra reconstruida, quedé más fuerte, rediseñada,  con mejores cimientos y nuevo plan de funcionamiento. Y eso tengo que agradecérselo a él.

Por fin puedo liberarme y liberarlo de toda culpa, por primera vez puedo desearle sinceramente y sin ironía, que sea completamente feliz, que encuentre en alguien más lo que no pude darle, y del mismo modo, me doy cuenta de que no fui yo la causante, y que estoy lista para volver a amar, y lo hare con la misma intensidad con la que lo hice con él, con los ojos bien abiertos para tratar de evitar una desilusión pero sin rencores, y sin auto complots que solo me dañarán a mí y al que quiera estar conmigo.

Después de mucho tiempo, vuelvo a escribir, y lo mejor me lo dedico a mí, sí, escribo pensando en él, pero me lo dedico a mí. Esa cursi canción romántica me hizo entender que estoy lista para volverme a entregar por completo y sin caretas.

free

De la manera más sincera que conozco, quisiera decirle que de verdad deseo que el amor que llegue a su vida sea mejor para él que el que perdió al dejarme ir.

En esta carta de mí, para mí, me perdono por tanto tiempo de reproches, me perdono por mendigar amor, me perdono por todo y por fin me libero de ti, por fin puedo decir que ya soy feliz,  que ya te deje ir.



     Compartir         Compartir