Pensé que sería diferente, el primer año fue lindo pasábamos muy bien luego cada uno por su lado con su trabajo, sus actividades, no estaba mal pero tampoco bien ya que cada vez me sentía más sola, cuando tenía problemas a quien podía recurrir, cuando había cansancio me dejaba vencer cada día era una rutina que me mataba lentamente, lentamente hasta que ya era el segundo año de casados y apareció él con esa sonrisa.

Las palabras bonitas, los mensajes de buenos días y todo lo que hace uno cuando empieza a conocer a una persona que le gusta pero él también estaba comprometido con una mujer maravillosa no lo puedo negar, pero el día que quedamos en vernos le entregué mi alma, mi vida a un competo extraño quien lo diría una mujer casada ya un hombre comprometido, tanto me juzgué ese día y todos los días hasta que me convenció de que no estaba mal lo que hacíamos ya que era por amor, “estábamos enamorados” fueron momentos tan felices todas las cosas que intentábamos para estar juntos, la adrenalina de que nos vean, la excusa perfecta el trabajo y como no si no teníamos horario fijo cada vez que lo veía era tan hermoso.

Pero todo lo que no se hace de la forma correcta termina mal, fueron siete meses de los cuales los primeros tres meses fueron los mejores  y como sabiendo que él estaba comprometido pude creer que era la única, hasta que íbamos a vivir juntos que todo sería diferente pero no, era una más del montón claro, yo estaba casada a él eso nunca le importo, pues como si era lo mejor para él, así yo no podía decir nada, cuantas veces le dije que si esto era solo para pasar el tiempo que no me ilusione y ni me prometa cosas ¿para que?, si los dos teníamos compromisos, pero tanto insistió hasta que creí en sus palabras y como toda boba me enamore perdidamente de un mujeriego.

Pobre de la mujer a su lado tantas veces la hizo llorar y sufrir, me constaba ese sufrimiento que ella pasaba y no hay mujer más tonta que yo, sabiendo como la hacía sufrir me ilusionaba con que conmigo seria diferente, le puse un punto final para ver que hacía, ya que según él ya no tenía nada con su novia pero todo era una mentira más de tantas, no seré perfecta también falle y muy mal, sé que merezco este dolor por el que estoy pasando, tengo un hombre maravilloso a mi lado a quien estuve a punto de perder por un mujeriego y no soy mejor ni peor que él, pues también me he fallado a mí misma pero sé que puedo recuperar todo lo que perdí y ser una mejor persona.

Yo misma trate de destruir su relación con ella, no sé si están juntos o no, pero me encargue de que se enterara de todo y lo único que logre con eso fue destruirme más, quizás él nunca me perdone, pero le pido perdón a ella y a él, ya que nadie me obligo a estar con el yo solita me busqué todo este sufrimiento por el que estoy pasando 😞

Valoremos a nuestras parejas, si las cosas no van bien es necesario poner todas las cartas sobre la mesa y tener una conversación sobre lo que está pasando y no dejar entrar a nadie más en medio.

Por: Jazmín



     Compartir         Compartir