Es verdad que nuestra historia término, que fue necesario decir adiós. No ocultaré lo mucho que me dolió tu ausencia, lo mucho que me costó decirte adiós, pero a pesar de todas las lágrimas que te lloré, salí adelante, el tiempo mis heridas curó, o al menos, eso creí yo.

Sin embargo, después de algunos años, en el lugar menos esperado coincidimos, no sé si fue mi suerte, o el destino, pero entre tanta gente nos encontramos, nos reconocimos.

Una bandada  de mariposas que creía muertas, revoloteó dentro de mí, no puedo describir las emociones que sentí. Por supuesto que pensé en salir huyendo de ahí, lejos de tus ojos, de tu sonrisa por la que tantas veces me rendí

Al final no pude moverme, me quede inmóvil al mirarte frente a mí, no pude hacer otra cosa que sonreír, aparentando que tu presencia ya no significaba nada, que ya no provocabas nada en mí.

quedan

Pude notar que los nervios también se apoderaban de ti.

.-¿Cómo has estado?… pregunté para romper ese silencio incomodo que no sabía que decir.

.-El tiempo ha pasado, pero he pensado mucho en ti. Dijiste.

La verdad es que tus palabras revivieron los recuerdos y debilitaron la fortaleza que construí cuando te fuiste de mí.

No supe que decir, pero debo aceptar que creí en la posibilidad de que a nuestra historia le precedían puntos suspensivos y no un punto final, Pero a los pocos minutos, esta idea la disipó, aquella  chica que por la espalda te abrazo…

.- ¿Todo listo mi amor? pregunto ella.

sad-alone-tumblr-love-wallpapers-1

Me despedí sin decir nada, con los ojos húmedos y tristeza en la mirada.

Comprendí que es verdad que donde hubo fuego cenizas quedan, pero tuve que aprender a soplar con fuerza para deshacerme de ellas, pues ahora tus besos, ya tenían dueña, y ninguno de ellos era  para mí.

 

 

Autor:    Laura He.

 

 

 

 

 

 

 

 



     Compartir         Compartir