El no tener a alguien a tu lado no siempre deben ser malas noticias, sino que en ocaciones necesitamos disfrutar nuestro tiempo a solas, sin compromisos ni reglas. Hay momentos en los que debemos disfrutar nuestro propio tiempo a nuestra manera y a nuestra velocidad, sin esperar depender de la opinión de alguien más, del tiempo del alguien más y ni siquiera de los sentimientos de alguien más.

Después de salir de varias relaciones fallidas el momento de la soltería llega a ser confortante, te hace meditar en tu vida y en el valor que le entregas. Las relaciones no solo es para demostrar la existencia del amor o cariño, sino que también nos prueban en paciencia y llegan a producir ciertos sentimientos que pueden elevarte hasta lo cielos o destrozarte con un solo golpe. Cuando te encuentras en la etapa de la soltería te evitas todos esos momentos amargos que te hace pasar el amor o  el estar en una relación, pero además cuando te encuentras soltero puedes aprovechar el tiempo con tus amigos y familiares más cercanos, dejando lo bueno del amor por fuera.

Quiero disfrutar cada instante de mi soltería porque quiero aprovechar el tiempo conmigo misma y aprovechar cada momento para mejorar mi camino, tomando mis propias decisiones y recibiendo las consecuencias de las mismas sin importar si son malas o buenas. Quiero disfrutar mi tiempo a solas para esperar con paciencia a esa persona que me hará sentir mejor a su lado, a esa persona que hará que olvide estos deseos de estar sola. Debo disfrutar mi soltería de la mejor manera porque la vida se está yendo y jamás regresará. Debo disfrutarla porque no sé si tendré una segunda oportunidad de sacar lo mejor de mí y entregarme por completo a mi misma sin la necesidad de tener a alguien a mi lado, sin la necesidad de extrañar los brazos de otro, sin la necesidad de enamorarme.

Tal vez llegue ese momento de conocer a la persona perfecta para mí, pero mientras llego a ese momento trataré de aprender de la soledad, escucharla y dejar que me enseñe el camino que debo seguir sola mientras me encuentro con mi compañero de por vida.

Tuve rompimientos amorosos hasta quedar asqueada de esa porquería que te da este mundo tratando de disfrazarla llamándola amor, pero sé que el amor es diferente, que es eterno y jamás te asquea. Tuve la oportunidad de disfrutar un tiempo sola pero en el pasado no podía ver lo maravillosa que es la soltería y lo mucho que daría por haberme dado cuanta a tiempo y disfrutarla al máximo.

Disfruto cada momento conmigo misma y el tiempo que puedo pasar a lado de todos esos amigos que me han mostrado su fidelidad dentro de la amistad. Disfruto mis decisiones sin preocuparme de la opinión de los demás. Me gusta mi soltería, vaya que me gusta y me gustaría permanecer en ella el tiempo que sea necesario para desintoxicarme de los demás…



     Compartir         Compartir