Olvida cada uno de esos problemas que te mantienen tan agobiada día con día. Olvida todas esas cosas por as que has tenido que pasar y que no ha sido nada fácil. Nunca debes olvidar que todos pasamos por malos momentos. No olvides que no hay nadie en este mundo que se escape de las malas circunstancias. Todos hemos conocido el dolor, el estrés, el engaño y la desilusión. Es por todo esto que debemos disfrutar de la vida de la mejor manera recordando que las cosas malas pasarán y que no somos la únicas personas que sufrimos aunque así lo sintamos.

No dejes de disfrutar la vida con todas esas personas que te importan, con todas esas personas a las que amas y que no quisieras perder por nada en el mundo. No dejes de disfrutar la vida con todas esas cosas que amas hacer, con tus sueños, con todas esas metas que aún te faltan por cumplir. Se fuerte y aprendí a tener que pasar por todo en esta vida y aprende que al caer debes levantarte, que debes seguir adelante a pesar de todo y de todos. No dejes que ninguna circunstancia te desanime sino que al recibir cada golpe te hagas cada vez más fuerte sabiendo que las cosas suceden y que todo tiene una solución.

No te cierres jamas a las posibilidades, no temas a los retos y a lo que ha de venir. No temas y camina con firmeza demostrándole a la vida tu fuerza, tus ganas y tu potencial. No camines con la cabeza volteando al suelo, camina con la cabeza en alto en cualquier camino en el que te encuentres. Déjate caer, deja que las pruebas vengan y los fregados te tomen de la mano porque son ellos que los que te darán la experiencia, los que te darán las fuerzas necesarias para no volver a caer en el mismo error. Cuida tu corazón de todas las cosas malas, de todas esas cosas que cualquier humano aborrece. No odies, perdona y ama a todos sin importar cuanto te hayan herido. Aprende, aprende de cada una de las personas que se atrevieron a pisotearte y a humillarte. Aprende a relacionarte con personas que de verdad valen la pena, con personas que tienen que aportar a tu vida, que sobran como darte lo mejor y sin ser un estorbo en tu camino. Y a todas esas personas que solo están a tu lado para dañarte, para hacerte tropezar y caer diles adiós; no tengas miedo de la despedida porque las personas vendrán y se irán.

Aférrate  cada día a ser mejor, a crecer en sabiduría, en entendimiento, ese entendimiento que te mostrará la manera de seguir caminando sin perderte, sin cansarte mientras tomas todo lo que te pertenece de esta vida, mientras tomas cada una de tus metas al cumplirlas, mientras pasas cada una de las pruebas que se pusieron frente a ti. Aprende a seguir la felicidad a pesar de las tristezas. Aprende a controlarte y cuidarte, hacer lo mejor para ti y cuidando tus acciones hacía los demás. Cuídate de seguir disfrutando la vida a pesar de todo.



     Compartir         Compartir