Si en estos momentos te encuentras con esa persona con la que siempre soñaste debes disfrutarlo al máximo y dejarte de preocupar por las cosas que pueden pasar en un futuro. No te preocupes por lo que ha de venir porque en realidad no sabemos si sigamos vivos, no sabemos cuanto tiempo estaremos aquí y cuanto tiempo estaremos a lado de la persona que amamos, de esa persona que nos hace tan felices.

¿Por qué nos preocupamos tanto por las cosas que aún no sabemos si pasarán? Cuando estamos cerca de las personas que realmente nos importan lo último que tenemos que hacer es pensar e imaginar las cosas negativas que pudieran pasar entre nosotros. Debemos disfrutar cada uno de los momentos que podamos estar cerca de esas personas que forman parte importante de nuestras vidas. Debemos saber apreciar en el momento la presencia de esas personas que nos aman y que nosotros amamos de la misma manera. No dejemos que las preocupaciones de las cosas que aún no han pasado nos quiten tiempo, nos angustien y nos preocupen a pesar de que no estamos seguras de que pasará.

Si estás cerca de esa persona que amas piensa solo en ese momento en el que puedes estar a su lado, piensa en cada momento en la felicidad que pasas cuando estas cerca de esa persona y deja de pensar y preocuparte por todas esas cosas que pudieran llegara  pasar y lastimarnos. Sabemos que cuando estamos por ejemplo dentro de una relación en ocaciones el miedo nos invade pensando que algún día llegará la separación, que en algún momento quizá esa personas se alejarán porque mágicamente dejaran de amarnos. Podemos imaginar miles de historias en las que el final llegará, en el que el tiempo pasa y nos damos cuenta que todas las cosas que vivimos con esa persona se pueden llegara  destruir en un segundo; y quizá sea cierto, podemos perder rápidamente a esa persona que amamos y en estos momentos están a nuestro lado. Es cierto las relaciones pueden llegar a pasar demasiado rápido y es por eso que debemos considerar cada uno de esos momentos que podemos pasar a lado de esa persona. Disfrutemos cada momento con esas personas que no queremos que se alejen de nosotros, vivamos solo el instante y dejemos que el tiempo pase por sí solo y que sea él quien se encargue de acomodar las cosas y construir ese futuro que nadie puede percibir, que nadie puede conocer.

Vivamos todos los días el momento y dejemos atrás cualquier pensamiento de miedo e inseguridad por las cosas que han de venir porque al pensar en cada una de esas cosas perdemos tiempo del que podemos aprovechar para disfrutar el presente y todas esas cosas y personas que realmente valen la pena. Dejemos que solo el tiempo pasé sin preocuparnos y viviendo el presente que nos ayudará en cada uno de nuestros pasos para preparar nuestro futuro. Quitándonos el miedo podemos ponerle atención a las cosas que realmente valen la pena para nosotros.



     Compartir         Compartir