Quisiera ser yo esa persona que roba tus sueños por las noches y te hace sentir esas mariposas dentro del estomago cada vez que estamos a punto de vernos de nuevo. No es así. Lamentablemente existe alguien más en tu corazón.

Dile a esa persona que es una de las personas más afortunadas de ella tierra por tener un lugar reservado en tu corazón. Que es afortunada porque ella se encuentra dentro de tus pensamientos, de tus sueños y de tus anhelos. Es ella quien te motiva y con la que sé que quieres pasar el resto de tu vida. Es afortunada porque yo quisiera tener su lugar; porque quisiera ser yo tu motivación, esa persona que te impulse y la que se encuentre dentro de tu mente durante e día y en tus sueños al dormir.

Me duele pensar que piensas en ella y yo sigo amándote y anhelando estar a tu lado. Sabes que lo hago, sabes que pienso en ti y que no puedo sacarte de mi mente. Qué al igual que ella en ti, tú eres mi motivación y la persona que quiero a mi lado. Pero ya no puedo hacer nada, no puedo seguir a tu lado pensando que ella sigue ahí, que ella cierra las puertas que yo quisiera abrir para entrar en ti. Ya no puedo intentar sacarla de tu corazón. Me duele saber que lo que sientes por ella es tan fuerte que no te permites ver más allá, que no me permites entrar en tu corazón e intentar estar a tu lado. Me duele que no permitas estar a tu lado y que no me des una oportunidad de compartir contigo los días y me permitieras amarte de la mejor manera y entregarte lo mejor de mí y demostrarte todo lo que siento por ti, todo lo que hay dentro de mí que quisiera entregarte.

Sé que las cosas no se darán a la fuerza y que tengo que aprender a dejarte ir, dejar que el tiempo decida y sea él quien me de la oportunidad de enamorarte y hacerte muy feliz. Sé que el tiempo es quien decidirá si ella es la merecedora de tu corazón, si es ella quien debe permanecer ahí o debe salir.

Es importante que ella sepa que debe valorar todo lo que sientes por ella, que tiene que valorar cada uno de tus sentimientos porque para mí son más valiosos que las piedras preciosas. No puedo evitar sentir envidia que sea ella quien te tiene tan enamorado, que sea ella quien no permita que yo pueda llevar una vida a tu lado y poder aprovechar de los sentimientos de lo que ella es dueña. No quiero luchar por ti, no quiero sacarla de tu corazón si tu no lo quieres porque quiero que seas feliz con la mujer que amas. Quiero que seas tú quien la saque de tu corazón y que seas tú quien regrese a mi dejándome entrar en ti para amarte por siempre.

 



     Compartir         Compartir