No se trata de ser chapadas a la antigua, pero hay pequeñas acciones siempre nos harán sentir bien.

A veces parece ser que nosotras no tenemos nada bueno que decir de los chicos. Los chicos se ganan los epítetos de jugar con nosotras, mentir, engañar, ser idiotas y arrogantes, entre muchos más. Pero debemos recordar que no todos son malos.

Incluso si a veces se hacen pasar por el chico malo, seguimos amándolos y apreciándolos más de lo que piensan. Así que para todos los chicos que lean esto, aquí hay  cosas de las que estamos agradecidas que quizás no sabes:

Pasarnos la chaqueta cuando está frío

Esta va para los chicos que ni siquiera están involucrados románticamente con nosotras y igual nos cubren con la tibieza de sus chaquetas en esas frías noches de vuelta del bar. Gracias por tener un calor corporal natural y evitar que nos de hipotermia porque se nos ocurrió usar una camiseta delgada solo para vernos bien.

También es muy lindo cuando sigues insistiendo que no tienes frío y no, no quieres que te devolvamos la chaqueta. Es lo más amable. Entibias nuestros hombros fríos y corazones congelados.

Cuando escuchas nuestras quejas (que no siempre te interesan)

Aún no podemos comprender que no te importe lo que pasó en esa fiesta de anoche o las ofertas que vimos en el centro comercial. Pero gracias por asentir y ofrecer respuestas de una palabra en vez de irte o simplemente bajarte del auto.

regalos-originales2

Explicarnos un deporte

No todas somos fanáticas del fútbol, o tenis, o de todos los deportes. Así que gracias por explicarme el sistema de puntos del básquetbol, resumir las posiciones del béisbol e intentar explicarme porque un equipo de rugby avanzó gracias a que otro perdió. Gracias por explicar estos conceptos más de una vezporque tendemos a olvidarlos.

Salir en grupo con nuestras amigas

Te mereces una medalla por sentarte en medio de conversaciones ruidosas a las cuales no tienes mucho que contribuir. Puntos extras si logras decir algo sin verte completamente miserable. Quizás no siempre lo decimos, pero esto significa mucho para nosotras, y agradecemos que lo hagan.

Pasar tiempo con nuestros raros padres

En serio, lo sentimos tanto que sean inapropiados y quiera hablar de cosas que sólo le gustan a él. Ser bueno para los deportes y tu constante sonrisa hará que te ame.

Dejarnos ser los ‘amigos’ honorarios

Sea que eres nuestro novio o sólo nuestro mejor amigo, te queremos agradecer por dejarnos unirnos a este grupo lleno de testosterona y permitirnos tomarnos un descanso de todo el drama que significa ser una chica.

Algunas de nosotras no podemos ir a la par contigo y los chicos, pero nos hiciste sentir integradas y rudas al poder unirnos.

Ofrecer el ‘punto de vista de hombre’

Realmente apreciamos cuando eres honesto y no adornas tus opiniones a la hora de decirnos por qué el chico que nos gusta no nos llama.

Gracias por dejarnos mirar lo que seguramente es el libro Sagrado de los Hombres, y recordarnos de seguir viviendo con simpleza.

Preocuparse de niños locos

No podemos agradecer lo suficiente por las veces que te has convertido en un gimnasio-jungla humano y nos has salvado de otro juego de autos o Barbies con nuestros sobrinos, sobrinas o con el niño al que cuidamos.

Comprar productos femeninos

Para cualquier chico que haya tenido que ir a la tienda y enfrentarse al cajero para comprar una caja de tampones, eres lo mejor.

Para el chico que hizo lo mismo pero prefirió el auto-servicio, no eres tan valiente pero igual gracias.

sesion compromiso san valentin

Admitir que te gusto esa película para chicas

Nos hace sentir menos tontas saber que incluso tú tienes una niña de 14 años por dentro.

Gracias por sacrificar tu dignidad para hacernos reír

No hay nada mejor que cuando un chico deja de lado sus inhibiciones y se avergüenza a sí mismo sólo para hacer reír a una chica. Cuando actúas de forma tonta solo para hacernos reír, podrías también estirar la mano para recibir la llave de su corazón.

Abrirte la puerta

No es como que no seamos capaces de hacerlo solas. Y no es como si no lo hiciéramos con otras personas, porque en realidad tiene ver con un poco de decencia común.

Pero cuando nos abres la puerta o nos dejas pasar primero… es un gesto dulce que definitivamente notamos y amamos.

Las veces que nos escogiste por sobre tus amigos

No esperamos que lo hagas siempre, porque sería cruel. Pero cuando voluntariamente dejas de lado a tus amigos por nosotras, no lo tomamos por sentado. Bueno, al menos no todas.

A veces puede ser toda una sorpresa que decidas pasar la noche con nosotras en vez de salir con los chicos y beber cerveza. Y por esas noches estamos eternamente agradecidas.

Detalles-románticos-pareja

 



     Compartir         Compartir