Jamás he tenido libertad, una jaula y unas cadenas han sido mi hogar desde que tengo memoria, el desmadre y la inmoralidad no son mi fuerte, esto es lo que soy o al menos es el molde que he creado o me han creado. He sido lo más estable que puedo, he caminado en línea recta hasta desmayar y no me he permitido fallar. Ni un círculo es tan repetitivo como mi forma de vivir, pero ha llegado un huracán que me ha desordenado la vida de la forma más hermosa, me ha provocado un desmadre bien padre. Me asusta la forma en la que me ha hecho reír, me ha provocado una sonrisa idiota. De esas que significan todo y que cuando te preguntan por qué sonríes así, solo respondes ¨nada¨.

large (1)

Había olvidado lo que era ser feliz, no tengo mucho tiempo de conocer ese ¨desmadre¨, pero me ha sacudido la realidad de una forma increíble, me gusta admirar todo lo que provoca no solo en mi vida, sino el puto terremoto en el que se convierte a cualquier lugar que llega. Me gusta admirar su sonrisa, verlo me da una paz. Pero también la inquietud de vivir al máximo, de saber todo lo que desconozco, me sacude la vida.

Su espontaneidad y creatividad, deslumbra la oscuridad que acapara mi alma. He visto que las personas hablan de cariño como algo que te quita la vida pero, él me ha enseñado que el amor no es solo carnal. Es insólito lo mucho que lo quiero, no sé si conmigo quisiera estacionarse pero, si su paso es  fugaz en mi vida igual lo  he de disfrutar; a su lado no me preocupa el futuro, simplemente disfruto y contemplo el presente y, la alegría que me da sin pedírselo. Nunca creí que pudiera borrarme el pasado y enseñarme a enfrentar los fantasmas que me atormentaban, hoy no tengo más heridas gracias a él.

hug

Lo curioso es que mi catarsis siempre fue escrita y privada, sin embargo su puto desmadre fue la mejor catarsis que he tenido. Es un cínico patán, no por ser un don Juan, sino porque no teme decir lo que siente y piensa. Me gusta la forma en la que me dice te quiero, y no porque me endulce el oído, sino porque sus actos me dicen que le importo, es la primera vez que alguien muestra que no es necesario pronunciar un “te quiero” para sentirlo.

No lo amo, al menos eso creo. Siempre he sido una pinche prejuiciosa y anticuada pero, éste es un CABRÓN y los cabrones siempre terminan adueñándose del corazón y la vida de una mujer. Es el cínico más bueno que he conocido. Sus ocurrencias me alegran la vida, ¡UPS! Recuerdo que soy una piche mocosa y tengo que despertar, y aceptar que no tengo libertad, así que debo regresar a la jaula en la que he vivido y deberé vivir. Pero su puto desmadre, ha sido lo mejor que he sentido en la vida, espero coincidir con él en el futuro o en otra vida, para poder quedarme a admirar y sentir su desorden de mierda y  la verdadera libertad de la que él disfruta.

pass

Mi madre dice que tiene pinta de vividor y desgraciado, lo que ella no sabe es que ese cabrón es licenciado y está estudiando un doctorado. Me dice que solo me quiere para sexo y para el rato, lo que no sabe es que él lo puede conseguir en otro lado, más barato e incluso regalado. Por una razón que desconozco y ni entiendo, el cínico me atrae, no lo quiero saber ni me importa entender, simplemente me basta saber que le atraigo también.

Por una razón sin fundamento le creo, cuando me dice que también le he provocado un desorden, me gusta saber que lo hice romper el esquema que traía. Dice que soy una mocosa cabrona, no entiendo porque, me basta con que él lo haga. Al parecer, somos algo más que placer, no lo logramos entender y ¿qué le vamos a hacer? Solo nos queda ver que vamos a hacer con el  pinche desmadre que hemos o no de ser, por junto o separado, en esta vida todo puede suceder.

Desmadre, cínico y cabrón… es el tipo de hombre que en su mayoría siempre te termina robando el corazón…

Autor: Stepha Salcas

Derechos De Autor y Texto Original de Georgette Murillo



     Compartir         Compartir