Es  justo aquí donde me desarmo, donde abandono mi armadura, es justo aquí donde dejo las apariencias, las sonrisas fingidas, es solo aquí donde puedo llorar tu ausencia.

Sé que ante el mundo puedo parecer tan fuerte, tan indiferente, caminar con soltura, sin dolores ni angustias, per mírame aquí, a solas, llorando, pensando cómo cada  noche en ti.

soledad

Extraño tantas cosas de nuestro tiempo junto, nuestras risas, tus caricias, esa forma tan suave que tenías de tocar mi piel, tus manos, tus abrazos, tus mordidas dulces, tus  besos sabor a miel.

Quisiera gritarle al mundo que sin ti soy tan débil, que no encuentro consuelo, que no sé vivir sin ti, que desde ese día que te machaste al cielo, simplemente una parte mía, también se  fue de aquí.

Te sueño a diario, te añoro, divago, no puedo acostumbrarme a estar sin ti, tu esencia se ha quedado en todos los rincones, en todas nuestras canciones, en todas las oraciones que rece por ti.

 

Te extraño, te quiero, no quiero estar así, me he ahogado en mi desconsuelo, no hay tiempo de duelo que me ayude sanar este dolor.

Sé que entre sueños, te  revelas, me acompañas, me consuelas, pero  cada amanecer es  un castigo despertar  sin ti.

Sé que el tiempo curará esta pena, pero sé que no hay manera de volver a amar como te amaba a ti.

volver a verte

Tan solo espero que sea bueno el tiempo y cuando llegue el momento, vuelva a mirarte de  frente, solo un beso, espero solo un beso y caminar de nuevo juntos sin que exista un fin.



     Compartir         Compartir