Estas palabras, van dirigido especialmente para ti, para ti que me hiciste creer que debía conformarme con con recibir  los restos de un amor que ni siquiera puede llamarse  amor.

Me hiciste tocar fondo y  aprendí que no me puedo conformar con menos de lo que merezco, que si alguien no está dispuesto a amar, entonces debo dejarlo marchar, aprendí que la soledad no es el infierno, que a veces es necesario soltar y volver a empezar.

me voy

Me enamore con locura, te entregue el corazón sin pensar, sin embargo no recibí lo mismo, no fue un amor reciproco, fue un amor que tuvo miedo a entregarse de verdad.

Y aprendí, aprendí que el amor no es un contrato, y que hay promesas que han sido dichas sin pensar,  que hay amores que no  subsisten a los malos tiempo, que hay amores que no están  destinados a sobrevivir, aprendí que hay sonrisas que simplemente no nos pertenecen.

Descubrí a la mala que los cuentos de hadas no se viven en la vida real, que no todas las historias tienen un buen final, entendí con base en malos momento y llantos, que los sentimientos son volátiles y frágiles, que cualquier momento puede ser el último momento, que cada beso puede convertirse en el último beso, que nada es eterno, que todo tiene un final.

Me aferre a mi ilusión y me costó muy cara la desilusión, pero del golpe aprendí que no debo anteponer el amor por otro antes que el propio, que lo primordial es reconocer mi valor como mujer, como persona, que me debo, un amor sincero, un amor leal.

Tarde entendiste que el amor que por ti siento, ya no basta para caer en tu trampa, que al fin abrí los ojos, que aprendido a actúa con coherencia y calma.

sola es mejor

Que lastima que tu orgullo y tu ego te hicieron creer que me tenías segura; pero te salió mal el juego, pues a pesar de mi amor, he decidido no dar marcha atrás

Me  diste por sentada, pero me canse de esperar.

 



     Compartir         Compartir