Aún recuerdo nuestro tiempo juntos, lo siento como si hubiera pasado apenas ayer, Puedo recordar cada detalle, tu sonrisa, tu mirada, tus caricias, toda esa magia que sentía cuando estabas conmigo, todo esa magia que experimente junto a ti.

Como olvidar esa conexión que entre los dos existía, las sonrisas que se nos daban fácilmente, las carcajadas que solías provocar, y los suspiros, esos que no podía evitar al pensarte, al besarte.

te amé

Entre nosotros fluía el amor naturalmente, todo mundo lo notaba, yo lo sentía, lo nuestro fue un amor limpio, sincero, inocente…tan frágil que parecía no ser de este mundo, que parecía ser casi un sueño.

Como duele tener que deshacer los planes, las ilusiones que teníamos juntos, deshacer las promesas que con tanto amor nos hicimos, tener que borrar por bien propio los rastros de nuestra historia, de nuestras aventuras, de nuestros viajes… y es que te juro que a tu lado podía ser  yo sin miedo, sin complejos, me sentía libre, te juro que de verdad, era feliz.

No tengo la menor duda de que el amor que entre los dos había, era real, me amabas, podía sentirlo, te amaba, de eso no puedes tener la menor duda, no éramos una pareja común, éramos mucho más que dos, éramos , amigos , amantes, confidentes, dos locos que caminaban juntos sin importar lo que pensara la gente.

Pero… bien dicen que nada es eterno… lo cierto, es que no estábamos preparados para los cambios, nos queríamos y confiábamos en que eso bastaría para  superar cualquier obstáculo, jamás concebí la idea de que no sería así, jamás me prepare para vivir sin ti.

Y así de pronto, sin aviso, todo se vino abajo, fueron largas noches de lágrimas, de peleas, de desconfianza; y lo peor de todo, la desilusión de la traición, de pasar de ser todo, a ser nada, a ser dos extraños con recuerdo comunes, a ser dos extraños que sin embargo se extrañan

Tu arrepentimiento y mi amor, me hicieron creer que todo podía volver a ser como antes. Perdonarte fue una decisión que tome pensando en mí, en lo mucho que te amaba, en lo difícil que me resultaba seguir sin ti;  y sin embargo fue una decisión que me salió muy cara, pues es verdad que las heridas del engaño, nunca se olvidan, nunca sanan.

Después de tocar fondo, entendí que una relación así, estaba destinada al fracaso, mil veces oí que, era necesario seguir,  cerrar el ciclo, no aferrarse a un amor desgastado, cobarde, cansado.

dejo

Y si, lo sabía, y lo sabrá  quien ha pasado por algo así; lo difícil que es desprenderse de un amor que ha durado tanto, de tu primer amor, de tu amor soñado.

Que duro fue, despertar un día y no poder reconocerte, mirarte y no entenderte, de no saber más lo que piensas, lo que sueñas, y descubrir tus besos tan fríos, tus miradas vacías, tus besos sin ganas.

Te mire a los ojos, y descubrí que el amor se desvanecía; en algún momento creí que había esperanzas, que aún había tiempo para rescatarnos, para recuperarnos, creí que aún era tiempo de cumplir promesas, de luchar por ti.

Me encontré de pronto, en medio de la nada, sin encontrar el camino que debía seguir para llegar a ti. Te fuiste sin dejar huella, sin dejar rastro, sin mapa ni nada que me diera una pista de ti.

decidi

Y tuve miedo, me angustiaba la idea de no tenerte cerca, de caminar sin ti,   pero aunque aquel momento fue difícil, ahora entiendo que ya no quiero más seguir así, que detesto esa terrible sensación de no saber a dónde ir, de sentir que todo se derrumbas cuando no estas junto a mí.

De la soledad,  aprendí que no te necesito para vivir, que puedo andar sola.

De tu traición aprendí que ya no quiero más promesas rotas, ni besos forzados, ni caricias vacías, ni palabras falsas, ni quiero volver a sentir esa maldita impotencia de depender de  ti para sentirme feliz.

Ahora sé que nunca más me sentiré indefensa, pues de ahora en adelante, , sabré bien que decir, te aseguro que ya no apuesto más mis sueños, a quien pretende ser solo un intento, no quiero ser un plan trazado a la deriva, ni ser una promesa que no tienes intención de cumplir.

Deje de confiar en los besos que sirven para compensar los pretextos de un mal amor, no quiero más un amor a medias, que se conforma con ser un poco de algo, que en realidad no sabe lo que es. Me canse de los celos, del llanto, de las llamadas olvidadas, de la falta de atención, de los detalles que en realidad no te quitaban nada.

Me cansé de darlo todo y de recibir a cambio, solo migajas.

sin ti

Lo sé, no será fácil superarte, pero no es porque seas un amor inolvidable, será difícil por los sueños que dibuje para los dos, por esas ilusiones que me inventé pensando en ese supuesto y falso amor.

Hoy decido que quiero ser feliz y aunque me cuesta tanto decirle  adiós a este amor que duro tanto, me retiro de aquí con la frente bien alta, me voy porque no me  resigno ni me conformo a vivir así, me voy porque sé que estaré mejor sin ti.

Me llevo el recuerdo de ese perfecto primer beso, me quedo con las sonrisas, me quedo tan solo con los buenos momentos.

Adiós

 

 

 



     Compartir         Compartir