Qué lindo era saber, que yo era lo que más te importaba, al igual que tú a mí, me gustaba saber que estábamos conectados por un mismo latido, que al igual que a mí no importaba la distancia. Y me encantaba pasar los días pensando lo feliz que te quería hacer, todos esos planes a futuro que se vieron muertos al llegar el día en que decidiste, que para ti la distancia ya era demasiado para quererme, al parecer para ti solo era perder el tiempo.

Quisiera saber cómo es que tomas una decisión así, sin importar lo que yo sentía y recuerdo al recibir tu ultimátum diciendo que ya no querías seguir ilusionándome porque no sabías si volverías por aquí, ya no te importo cumplir con las promesas que me hiciste por amor, amor ese sentimiento que supongo no sentías o que dejaste de sentir. Solo quiero saber porque rompiste mí corazón en un abrir y cerrar de ojos. Lo que realmente me gustaría es que hubieras sido más sincero conmigo y creo que me merecía la verdad, no me importa que te hayas vuelto a enamorar de alguien más y con más intensidad que de mí, ¡y gracias a eso hoy sé que estoy mejor sin tu amor!

Y es verdad estoy mejor sin tu amor, sin tus muchos mensajitos por todo el día, sin tu mala ortografía, sin tu apatía, sin tus mentiras que me lastiman, aunque lo eras todo para mí, sé que estoy mejor sin tu presencia, aunque solo me hallas dejado un cielo negro y triste.

Al menos quisiera estar segura de que me has hecho pedazos por una buena razón y que ahora eres más feliz de lo que fuiste conmigo, nunca antepuse mi felicidad a la tuya, que triste me parece que contigo las cosas no fueran igual.

Tal vez lo que más me duele es: que a tu llegada después de este tiempo, no volvieras a mí y darme esa explicación que yo deseaba, y saber que todo estaría bien, y ver cada día esos ojos enormes e intensos, pero no fue así, y eso me ayuda a entender que realmente lo nuestro se quedó perdido, como si fuera una pequeña arena en el inmenso mar, te deje marchar sin un adiós real, pero es suficiente para mi saber que estoy mejor sin tu amor. Hasta nunca príncipe azul.

Nadie dijo quera fácil, dar lo todo por un casi, por nada.

Autor: Tessa



     Compartir         Compartir