Todos hemos caído pero cada uno sobresale cuando aprende a levantarse en cada una de sus caídas. Es importante que cuando estemos frente al fracaso no miremos hacía abajo, que no sintamos el dolor el golpe. Debemos levantarnos una vez que caemos porque esa será la única manera de seguir adelante a pesar de todo.

Cumple cada una de tus metas sin tenerle miedo al fracaso porque el fracaso estará ahí para nosotros y no lo tomaremos en cualquier momento. No debemos quedarnos con las ganas de hacer algo por nosotros, de aprender, de intentar algo desconocido a pesar del miedo. El miedo estará siempre ahí y la inseguridad siempre estará a nuestro lado para decirnos que no podemos, que no lograremos hacerlo. Diles que no; dile al miedo y al fracaso que en esta ocasión no podrán contra ti porque eres fuerte, porque no importa lo que pase, porque lo que importa es que le intentaste y si fallaste siempre abra otra oportunidad para seguir intentarlo hasta lograrlo, hasta cumplir y llegar a nuestras metas.

Disfruta cada momento e intenta lo que nunca pensaste intentar porque no sabes que es lo que lograrás enfrentando a tus miedos y te darás cuenta que siempre le temiste a algo que pensaste que era más grande que tú pero al final resulto ser tan pequeño que pudiste sobrellevarlo sin tener que luchar. Intenta cumplir tus sueños porque pasará el tiempo y cuando ya no puedas ni siquiera intentarlo podrás arrepentirte. Analiza la circunstancia y antes de que decidas no atreverte inténtalo porque nunca se es viejo, porque nunca esta de más intentarlo y descubrir que es lo que puedes lograr.

No dejes ir tus sueños por las dificultades y mejor busca la manera de solucionar cualquier problema que no te permita seguir con tus metas y tus sueños. No dejes que nadie te diga que hacer y como hacerlo sino que debes confiar en ti misma y tomar primero que nada tu opinión. No dejes que nadie se coloque entre tus sueños porque no dejará que veas todo lo que puedes alcanzar con tan solo intentarlo. Intenta e intenta y no te canses de intentarlo.

Quizá el fracaso se presente un par de veces pero sigue escalando, sigue y sigue avanzando hasta que tus fuerzas se agoten. Si tus fuerzas llegan al final y se agotaron tampoco es motivo de parar porque deberás tomar tan solo un descanso, tomar de nuevo fuerzas y vuelve a intentarlo. No tienes la toalla por cosas que sabes que no son impedimentos y luchas contra ellas.

Recuerda siempre que en el camino te encontrarás a miles de personas que quieran interferir entre lo que quieres lograr. Que siempre habrá personas que intentaran hacerte tropezar par que no puedes seguir, que te lastimarán y harán lo posible para bueno sigas adelante. Recuerda que siempre habrá cosas que no saldrán como nosotros lo esperamos. Recuérdalo. Siempre recuerda que debes seguir intentando a pesar de todas las piedras en el camino.



     Compartir         Compartir