Sabía que esto algún día pasaría. De pequeña siempre entendí que este momento llegaría, que los años pasarían y que sería inevitable detener el tiempo para que ustedes mis padres jamás envejecieran.

Solo quiero decir que cuidaré de ustedes como ustedes siempre cuidaron de mí. Agradecerles por lo buenos que fueron conmigo, siempre están ahí para mí, siempre esperando y buscando lo mejor para mí. Agradecerles por todo el tiempo en el que soportaron cualquier cosa de mí. Sé que muchas de las veces les fallé pero a pesar de eso siempre siguieron ahí aconsejándome, llevándome siempre por el mejor camino posible y que a pesar que yo no veía lo bueno que estaban siendo conmigo, lo mucho que me amaban cuidándome de esa manera yo los amaba y los sigo amando de la misma manera.

Ahora me toca a mí cuidar de ustedes, me toca entregar lo mejor de mí para que ustedes estén bien. Ahora ha llegado el momento de tener esa oportunidad que el tiempo me da de regresar todo lo que ustedes un día hicieron por mí. Cuidar ahora de ustedes no solo sé que es una responsabilidad inmensa sino que también sé que no es fácil, que no es fácil ver como los años siguen pasando en nosotros y saber que el tiempo solo me esta dando un momento más con ustedes porque sé que algún día llegará el fin y después de eso no podré disfrutar de los momentos que ahora y solo ahora puedo disfrutar.

Quiero darles la mayor cantidad de abrazos posibles, quiero besarlos hasta que mis labios se sequen, quiero decirles mil y una vez cuanto los amo y cuanto le agradezco a la vida por permitirme disfrutar todos estos momentos a su lado. La vida es así. La vida da vueltas y ahora soy yo quién tiene todo para protegerlos, para cuidarlos y atenderlos.

Me duele ver como las arrugas aumentan en su piel, como cada día que pasa pierden sus fuerzas, como cada día que pasa el tiempo se los va llevando, los va alejando de mí y como mi impotencia crece porque no puedo hacer nada por detenerlos, porque no puedo hacer nada para que sigan a mi lado. Veo en sus canas todos esos años de amor, todos esos años de compañía y paciencia que siempre tuvieron para mí. En sus canas veo recuerdos, los mejores de mi vida por cierto. Veo en ustedes todos esos años que ya no volverán, todas esas risas, todos esos llantos, todas esas llamadas de atención que yo siempre merecí. Veo en ustedes el cansancio que algún día me atrapará a mí. Veo en ustedes el ejemplo perfecto a seguir porque me han enseñado como debe ser un verdadero padre, como se ama a un hijo a pesar de todo para que cuando los años pasen por mí él sepa tomar el mejor camino, para que él vaya guardando un espacio en el corazón que sea reservado solo para mí y pueda cuidarme como yo quiero cuidar de ustedes. Estaré a su lado hasta el último momento…



     Compartir         Compartir