Pero sabemos que nos gusta y no queremos dejar de sentirlo, esperar con ansias locas la llegada del día de vernos, ya avían pasado años y un par de meses sin verlo, cuando su sonrisa en el trabajo era algo, que me inquietaba me ponía a dudar del que sucedía dentro de mí, no podía dejar de pensar en él, en su sonrisa con hoyitos y su forma tan natural de ser, pero él tenía novia, y yo también, pensaba en comprometerme, pero cuando lo veía olvidaba que alguien habitaba mi corazón , era diferente el solo verlo me alegraba me emocionaba sin quisiera quererlo.

A si que llego el día, lo vi por primera vez él estaba disponible al igual que yo, salimos de relaciones yo había estado sola por durante 10 meses, solo disfrutando y dejando que gente entrara pero que saliera enseguida, no quería ni pretendía tener una relación, pero su llegada fue algo que hace mucho tiempo quise, pero siempre fue un imposible…

Ese día al verlo, mi corazón se aceleró, no dejaba de verlo era un momento mágico que jamás creí alcanzable. Pero era realidad, pasamos a lugares comunes, cuando el me observaba yo solo me apenaba, no sabía que hacer desviaba mi mirada, simulando no ver que me veía. Sabía que si caía en ese juego de miradas, sabría que justamente tenía lo que yo quería, buena persona, sencillez amabilidad y un sonrisa que me idiotizaba por completo, me sacaba de este planeta y estaba flotando en un lugar que jama avía estado…pasaron las horas como minutos, disfrutaba de sus charlas todavía podría memorizar cada una de ellas, me atrae por completo, y sin duda lo veía como el más hermoso y el más inteligente…

Fue cayendo la noche y sorpresa, después de platicar de todo y de nada… ¡Me pidió un beso! Menciono “me atraes eres muy bonita y sabes, nunca imagine esto, contigo, pero me atraes” … Mi corazón se aceleró, no sabía que decir pues era justo eso que quería, lo tenía… Un “no lo puedo creer” Recorría mi mente, la piel se me erizaba y quería lanzarme a besarlo abrazarlo… Deje q sucediera, pues lo quería así, justo lo que necesitaba…

Salimos del bar, fuimos a fuera de una iglesia a seguir con la charla, con unos besos ya encima… Dentro de ese lapso me dijo por alguna extraña razón, “los que se sientan en este lugar, se enamoran” entonces me quede deseando que así fuera.

llevar enlazada la mano de la mejor personas que pueden estar en mi mundo eso que pedí con el corazón, era realidad solo sonreía, y mi rostro lo expresaba más que lo que pudiera decir…, y lo mejor cuando se comparte, se disfruta y se siente de ambos ese gran aprecio por el compartir un momento, llegar en el peor momento, nos conocimos en el peor momento,  nos enredamos de casualidad, no voy a perderte dije una y otra vez, no me pienso rendir eso lo dije con el corazón. Y justo eran las palabras de una melodía, que el menciono: quedaba a la perfección dentro de este momento.

Tengo una canción para curarte los besos, un refugio para darle vida a los sueños. Y una luna que late por ti, Cuando me dijiste “me estoy enamorando de ti” el universo fue como cubrirme con una manta de <emoción felicidad alegría todo junto en el mismo momento>, como un balde de agua tibia que se siente bien. Y solo sonreí mirándolo a los ojos, paso eso que tanto quería, que avía soñado y nunca creí alcanzable.

“solo tengo claro que el tiempo, pone todo en su lugar vivimos en constante cambio y de esto de trata la vida, arriesgar con posibilidad de ser feliz, o de aprender una nueva lección”

 

Por: Monstter



     Compartir         Compartir