Nunca  ha sido fácil para mí expresar mis sentimientos, me considero más bien una persona fría, de esas que prefieren guardar lo que sienten, tal vez por miedo a las desilusiones, quizá se trata tan solo de evitar salir herida.

Sin embargo, de pronto me he dado cuenta que la vida va de prisa, que no podemos dejar escapar los momentos especiales, no es factible dejar pasar a la persona que nos hace volar.

yo te quiero

 Justo en este momento estoy derribando las barreras de mis miedos.

¡Total, qué más da!

Me atrevo a decirte lo que siento, te quiero y cuando digo que te quiero, me refiero que ya no me importa perder, simplemente tienes que saber que me he enamorado, que te amo como nunca imagine.

Es bien cierto que se vive un día a la vez, más vale arriesgar y perder, que perderlo todo sin siquiera intentar, por eso he decidido ser clara, decirte todo aunque mis palabras no suenen coherentes, aunque mis argumentos no tengan ni cabeza ni pies.

 

El punto de todo este discurso es decirte todo lo que me haces sentir, esta manera incontrolable en la que me haces suspirar, que cada día a tu lado se vuelve algo especial, simplemente no quiero dejar pasar otro día sin decirte que eres mi sueño, mi fe.

Te digo todo esto desde lo más profundo de mi ser, aunque creo que en el fondo,  tú lo sabes bien, y es que mi mirada me delata, y mi sonrisa también.

 

Sé que corro el riesgo de perderlo todo; la amistad y el cariño también, pero la verdad es que todo este amor no lo quería guardar.

te quiero

Me queda recordarte que eres tú el único que me roba el sueño, que espero que la vida sea buena y mi amor pueda ser correspondido, que tu también me quieras, que tu corazón también me sienta y a mi lado te quieras quedar.

Sé que corro el riesgo de perder de nuevo, aunque la verdad es lo de menos, pues quererte como te quiero, volver a sentir, ya me ha hecho ganar.

 

 



     Compartir         Compartir