El que ama no engaña, el que quiere no arremete en contra de quien lo ama, es mentira que en la guerra y el amor todo se vale, porque no es justo hace falta una pista, hace falta poder prepararse para lo que viene y dejar de estar a la expectativa de lo que se aproxima, no tener seguridad es caminar por una cuerda floja.

Quien dice estar enamorado no mira otros cuerpos, no busca otros brazos que ofrezcan llenar el vació que se tiene por dentro, cuando una persona no puede sentirse plena con su pareja es porque algo le falta individualmente, quien se dice enamorado no ofende con acciones, miradas o palabras.

Porque dejar que todo ea valido es muy peligroso, no sólo se arriesga a ganar, te arriesgas a perder y puedes perderlo todo, sí escuchas hablar de amor, escucha las partes que hablan de injusticia, las partes que hablan de injusticia, de ofensa, de amor a medias. Escuchar de otros es aprender lo que puede pasarnos.

Si en verdad agradeces ser amado con respeto y cariño debes de demostrarlo, si es cierto que aprecias el amor verdadero lleno de sinceridad entonces no hace falta decir que marcas una rotunda diferencia, que aprovechas y disfrutas lo que los demás no puedes ver.

Es mentira que no hay reglas ni límites cuando se ama en serio, dudo mucho que todos quieran ser engañados con promesas que nunca se cumplen, dudo mucho que alguien quiera ser tratado como un objeto, como si no fuera alguien especial, por eso es amor es tan complicado, porque no se trata de decirlo, ni sólo demostrarlo, va más allá de todo eso, se vive, día con día se renueva, se disfruta, te satura, lo medias y no encausas.No se hace por hacerlo debes de comprometerte en serio.



     Compartir         Compartir