Cuando por fin estés conmigo, te diré muchas cosas, la verdad es que no tengo muchas ganas de decirte la verdad, de gritarte las cosas que en verdad tengo que decir, pero te lo mereces y yo también.

Quiero escupirte en la cara todas las palabras que guardé en mi interior, tuve la decencia de no decir nada porque pensé que te amaba, pero decidiste irte y dejarme aquí… Aquí las cosas están peor, nada es mejor, pero no creas que debes estar aquí.

Sólo date la oportunidad de regresar para poder decirte la verdad y de alguna forma poder sentirme mejor. Tú me lo dijiste una vez, dijiste que harías cualquier cosa para que tu decisión no me afectara tanto y después de estos días creo que es momento.

Tomaré tus palabras y escupiré todo esto, cual vomito verbal, serán muchas palabras que quizás ni siquiera tu cabeza pueda procesar y no creas que me siento orgullosa de esta decisión, tampoco me siento segura y todo esto es por mi conciencia.

Sé que estas amenazas no son justas, entiendo que ya han pasado los días, pero el dolor que siento no tiene una vigencia y tú no me la diste, yo sólo recuerdo tu intento de consuelo y estúpidamente de alguna manera tus palabras logran su cometido.

Mis esperanzas se mueren, esas motivaciones que creo tener se me acaban, se van y se deslizan cual lagrimas en mis mejillas.

Me gustaría decirte que las cosas están bien y que no mentí cuando te dije que si querías irte lo hicieras, mentí y hoy me arrepiento de eso, tal vez debería disculparme por eso, de cualquier forma ya es tarde, duele y duele igual que el primer día.

lonely-lost-sad-teddy-bear-woods-Favim.com-44395

Cuando por fin te tenga cerca te podré decir que me gustaría tenerte aquí y que sería mejor de muchas formas que te quedaras conmigo. Dame instrucciones para hacer las cosas de la forma que quieres, no me importa tener que darte gusto.

Cuando por fin te tenga frente a mí, te diré gritando que te culpo por lo que siento, aunque no me parece justo eso es lo que pienso y no hay mucho que pueda hacer para cambiar eso.



     Compartir         Compartir