No cabe duda que el futuro es un juego de azar, a veces no bastan los te quiero, a veces es necesario soltar, tantas veces el destino que soñamos se desarma, se evapora sin poderlo remediar, lo compruebo ahora que el tiempo ha pasado y es momento de dejar escapar nuestro amor, ese que creíamos eterno, ese que no supimos rescatar.

Sin embargo cuesta olvidar que antes de este adiós, mis beso eran solo tuyos, mis labios no querían otro nombre pronunciar, ya  has empacado tus maletas, nos despedimos sin luchar, quedaremos solo como un momento que no prospero, como un recuerdo que dolerá.

destino

Intentare guardar en mí el sabor de tus besos, las caricias, todos los bellos momentos, sé que sin poder evitarlo, tú también me pensarás, aunque intentes olvidarme, aunque me quieras borrar.

Dejémonos  de lado las excusas, sé que tienes que partir, sé que lo nuestro es insalvable, que debo resignarme, dejarte ir, que ya es tarde para intentarlo, para arriesgarse a seguir.

Sé que me parecerá imposible despertar y no encontrarte, aunque lo más difícil será dormir sola, dormir sin ti, sé que costará tanto tu ausencia, lo mucho que me dolerá extrañarte, obligar a mi conciencia a liberarte, a liberarme de ti.

Y es que nos faltaron tantas cosas por vivir, tantos sueños, tantas risas, que lastima que nos venció la rutina, nos desgastó la monotonía; que triste no habernos dado cuenta de que  fallamos, nos rendimos sin luchar.

 

Que tristeza da poner punto final a la historia, nada queda de este amor, le dimos motivos a la desilusión y hoy somos un par de extraños que se dicen adiós, es momento de aceptarlo, de dejarnos ir, debo dejar de aferrarme, entender que nuestro sueño ha llegado a su fin.

see you

No culparé al destino, pues los único culpables fuimos tu y yo, fuimos cobardes, el cansancio nos venció, dejamos conscientemente que se nos escapara el amor

Escrito por:    Señorita Libélula.

 

 



     Compartir         Compartir