En un momento de mi complicada relación me di cuenta que necesitaba recuperar mi paz. Pasé por muchos momentos en los que me desconocía o de los cuales me terminaba arrepintiendo por mi forma de actuar. Pero después de meses, entendí que uno a veces reacciona como puede y no como quiere ante situaciones que lo desbordan. Quizás aquellos que me llamaban loca no entienden nada del amor; Porque cuando uno ama, la razón se aparta, y cada uno ama como le sale, como puede.

Durante este tiempo juntos, yo no lo juzgué por decirme que me amaba mientras me lastimaba, traté de entender que uno da hasta donde puede, que quizás existe otro tipo de amor diferente al mío, diferente a aquel amor que entrega hasta el alma. O quizás no haya sido amor y lo mío tampoco, lo mío podría haberse llamado obsesión, miedo a la soledad, pero yo lo definí como amor.

Para mí, el amor es: dar sin pedir nada a cambio, entregarse completamente, aunque el otro no lo haga, y arriesgarse a sentir el dolor más grande cuando el otro no lo hace, cuando la luz se apaga, cuando la magia desaparece, cuando la felicidad se escapa por la ventana.

 

Intenté salir adelante, por momentos sola y por momentos buscándolo en alguien más, para que me hiciera sentir lo mismo, pero ante cada “fracaso” en esa búsqueda, siempre había algo que me decía que no iba a poder ser como con él. Y en el fondo no espero que sea como con él, espero que sea mejor, que sea recíproco, que podamos fundir dos personas en una, que haya entrega, que haya esa paz que no teníamos juntos y que haya eso que yo llamo amor.

No importa cuántas veces falle en esta búsqueda, cada día logro conocerme más y entender mejor como es esa persona que quiero a mi lado. Ya no importa si es como él o si no tiene los detalles que lo hacían tan especial para mí, sólo quiero que me ame, porque cuando hay amor, todo lo demás se alinea, se hace congruente, se tolera, se perdona; cuando hay amor no sos lastimado, ni rechazado, ni distanciado, el amor es la unión y el abrazo, la compañía, la alegría de compartir, admirar, ayudar y sobre todo respetar, es dejar ser, y en momentos dejar de existir para convertirte en algo más.

Cuando el “amor” se complica, deja de ser amor, porque para mí, amor, es SIMPLEMENTE eso.

 

Autor: Cielito

Editado por: Sunky

 



     Compartir         Compartir