Puede haber mil y un razones por las que quieras olvidar a alguien. Quizá te enamoraste y no eres correspondida, o no estás con la persona que te conviene y la piensas dejar, o estás pasando por una separación muy dolorosa, etc. No importa cuál sea la razón, aquí la cuestión es que estás enganchada a una persona de la que no debes y buscas a toda costa eliminarla de tu pensamiento y de tus sentimientos. Ya no quieres sufrir más; definitivamente ya has derramado suficientes lágrimas por él, tantas que sientes que tu corazón se está secando.

Y te preguntas constantemente: ¿qué hago?, ¿cómo me arranco este dolor de mi alma?, ¿cómo lo olvido para siempre? Aquí hay que empezar por decir algo importante: no hay soluciones mágicas. Vas a tener que poner mucho de tu parte para superar ese amor fallido, pero definitivamente lo puedes lograr, y con algunos útiles consejos puedes acelerar el proceso.

 

Ten en cuenta lo siguiente si lo que quieres es desenamorarte y desengancharte de esa persona que ya no quieres tener en tu vida:

  1. Debes abandonar toda pretensión de regresar con esa persona, o de seguir intentando conquistarla (según sea el caso). En palabras más crudas, abandona toda esperanza. Si sigues alimentando la esperanza, nunca te podrás librar de ese sentimiento de amor hacia esa persona.
  2. Aprende que todo se basa en los apegos. La razón del sufrimiento es el deseo; si el deseo se elimina, el sufrimiento cesa. El deseo y el apego están interrelacionados. No hay el uno sin el otro. Si quieres desapegarte de esa persona, deja de desearla. ¿Cómo? Lee los siguientes puntos.
  3. Cuando pienses en esa persona, inmediatamente trae a tu mente sus defectos. Todas las personas tienen defectos, no hay nadie perfecto. Concéntrate en ellos y dite lo afortunada que eres de no estar con una persona tan desagradable.
  4. Mantén tu mente y tu cuerpo ocupados. Realiza actividades que te apasionen y que te distraigan: toca un instrumento, pinta, corre, realiza algún deporte. Así le estarás diciendo a tu cerebro que la vida sigue a pesar de no estar con esa persona.
  5. Evita auto-hipnotizarte con recuerdos de esa persona. Por ejemplo, no te claves escuchando canciones que te lo recuerden o viendo sus fotografías en Facebook. Es muy importante que tengas disciplina en este aspecto.
  6. Practica la detención del pensamiento. Funciona de la siguiente manera: cada que pienses en esa persona, grita en tu mente “STOP!” y date un refuerzo negativo inmediato (por ejemplo, pellízcate). Esto actuará efectivamente y con el paso del tiempo el refuerzo impedirá por sí mismo que pienses en esa persona.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad para desengancharte de ese amor fallido. Recuerda que, a final de cuentas, todo es cuestión de fuerza de voluntad.

 

Autor intelectual: Lluvia Márquez



     Compartir         Compartir