Llega un día en el que después de haber pasado tanto tiempo triste, sintiéndote sola, decaída, cansada mentalmente por estar pensando en quien le diste todo tanto, que te dejó sintiendo un vacío cuando se fue, por estar pensando en cosas que no tenían sentido ni respuesta y que sólo hacían daño; lo dejas de lado, te das cuenta que las cosas han cambiado.

Ese día te sientes diferente y con el tiempo llega alguien que sin darte cuenta te ha ayudado a ver las cosas de una manera diferente. Nunca me había sentido mejor, tan libre, tan plena, y luego me llenas de tu energía, tu cuerpo me hace sentir viva, tus sutiles caricias derritiendo mi alma poco a poco, tus besos, mirarnos, sentirte, sonreír, estar dibujando sonrisas en nuestra piel, tomándote el tiempo de contar mis lunares a besos, inspirándome.

Todas las canciones de ese día están en mi mente, tú estás en mi mente. Estar con alguien y no sentirte encarcelada es lo mejor que te puede pasar, tener a alguien que te haga sentir querida, amada, tranquila, sentir esa paz, sentirte protegida, como si pudieses volar, ese alguien que sin darte cuenta hace que lo pienses y estés sonriendo simplemente por ese hecho de pensarlo o lo recuerdas con una canción.

No ha sido fácil permanecer juntos durante todo mi proceso, mientras he estado encargándome de reparar mis heridas, porque le dije que no quería ayuda de nadie más, que lo haría por mi cuenta el ha estado conmigo, me ha visto reír y llorar, y hay días en que lo quería conmigo y otros no quería a nadie, él ha permanecido en medio de mi confusión, amo la manera en la que se aferra a mi como un loco y no me deja ir, su tiempo conmigo

2

Los momentos que hemos pasado, nos hemos hecho más fuertes juntos y aunque hayamos intentado alejarnos porque las cosas se ponen complicadas mientras estoy en mi proceso aquí seguimos, como le dije un día ‘’juntos a pesar de todos nuestros pronósticos’’ y ‘’porque tenemos recuerdos para llenar las penas’’; dice esa canción que él me dedicó, nuestra canción, por sostener mi mano, por cantarme, por abrazarme fuerte, por sus detalles, por ese día que precisamente hicimos el amor no la guerra.

Ese día que me dijiste que yo no era una persona fría que tenía un momento en el cual no lo soy, que ese día te enseñé que mi piel se calienta y mi corazón palpita más de lo normal, que te hice sentir todo lo que soy, ese día que construimos juntos el amor que me faltaba.

Y sólo quiero que sepas que todo eso hizo que ahora yo no te pueda dejar ir, ya no encuentro razones para no verte cerca de mí.

 

por 



     Compartir         Compartir