Toda relación es como una planta que necesita sus cuidados y ser regada continuamente para que no se marchite. En este caso, la planta de la pareja se debe regar con la comprensión, el cariño, la confianza, la lealtad, la fidelidad, la comunicación y, desde luego, con el amor, porque sin amor simplemente no hay vínculo que fructifique. Eso es lo que debes considerar si quieres que tú y tu pareja tengan éxito y vivan juntos felices por mucho tiempo, quién sabe, quizá para siempre.

Es por eso que a continuación te presentamos 9 leyes que se deben cumplir para que una relación sea estable y duradera. Si tú y tu pareja las cumplen, felicidades, su relación tendrá un buen futuro. Si no, no te preocupes, tómenlo como una oportunidad para trabajar en ello y mejorar.

  1. Ley de causa y efecto

Todo lo que das es lo que recibes, por lo tanto es necesario, siempre, que trates a tu pareja tal como a ti te gustaría que te tratara. Jamás lo olvides.

  1. Ley de la sinceridad

El amor no sobrevive si lo mantienes a base de mentiras y omisiones. Es como una planta a la que debes cuidar y regar siempre. Es como si la verdad fuese el agua con el que haces que tu planta viva. Así es el amor. Siempre debes ser sincero y compartir con tu pareja tus sentimientos, deseos y lo que piensas. Siempre dile lo que sientes y piensas de ella.

  1. Ley del poder de la palabra

Siempre debes tener cuidado con lo que dices. Tampoco digo que pienses todo lo que vas a decir, pero, con tu pareja, siempre debes tener cuidado de no herirle con tus palabras, pues eso provoca que el amor se quiebre y se desestabilice. Y eso no tiene vuelta atrás. Sé consciente con lo que vayas a decir.

  1. Ley de las caricias

Jamás dejes de tocar a tu pareja, de abrazarla, de acariciarla y de compartir ese contacto piel con piel. Es como si tocaras su alma y, créeme, tener esa cercanía de piel con tu pareja provoca que el lazo entre ustedes sea más fuerte y, de hecho, hasta provocarás que mejore el estado de ánimo de tu pareja. Es la mejor terapia anti-estrés. Abrácense más a menudo, tómense de la mano y acaríciense sin motivo alguno.

  1. Ley de la semejanza

Si quieres atraer personas o cosas buenas a tu vida, entonces tú debes ser bueno. Si quieres tener a tu lado a alguien romántico, tú debes serlo también. Es una ley de vida, pues siempre vamos a atraer personas semejantes a nosotros mismos.

  1. Ley del amor

El amor siempre será importante. Aceptar, cuidar, dar, confiar, ser responsable y aceptar a nuestra pareja es la base de toda relación. Si muestras todas estas cualidades a la persona que amas, pues eso recibirás a cambio. Si eres duro, frío, manipulador, entre otras cosas negativas, jamás podrás tener una relación de amor estable.

  1. Ley de la confianza

Es uno de los principales pilares de la vida humana. Sin confianza los seres humanos no pueden convivir en armonía y, mucho menos, las parejas. Donde no hay confianza no puede haber amor, pues sólo habrá inseguridad, rencor, miedo y falta de amor propio.

  1. Ley de regalar

Cuando amas a alguien le estás regalando parte esencial de ti mismo, sin querer algo a cambio. Le regalas tu amor a tu pareja y viceversa. Jamás dejes de amar y de demostrar el amor y, así mismo, de regalar tu tiempo y dedicación a quien hace lo mismo por ti y sin esperar nada a cambio.

  1. Ley de la libertad

“Si amas a alguien, déjalo libre”, dicen. Dale su espacio, deja que tome sus decisiones y que haga lo que quiera hacer. Déjale ser él mismo, buscar sus caminos y tener sus momentos a solas. Si no, se sentirá atrapado y ahogado.

No es sencillo, claro, porque siempre quieres tener a esa persona a tu lado. Sin embargo, si le das libertad no necesitarás estar mendigando amor o tiempo. Llegará a ti sin que lo esperes.

Espero que al conocer estas leyes hayas aprendido algo bueno sobre tu relación de pareja.

Autor intelectual: Andrea Araya Moya



     Compartir         Compartir