Dicen que amar es de valientes, y lo creo!, pero considero que estar solos va más allá de la valentía.

A medida que ha transcurrido mi vida, me he dado cuenta que las personas más cercas a mi e incluyo yo misma hemos podido llegar a confundir lo que es el amor, o más bien hemos intentado ocultar lo que no lo es.

Sé que todos venimos a este mundo para encontrar a ese alguien que te haga sentir especial, incluso sabiendo que ya lo eres, todo queremos ser importantes en la vida de alguien más, ya siéndolo desde el momento en el que nacemos, todos buscamos ese alguien que te haga sentir invencible, cuando la única persona que lo puede eres tú!.

Creo en el amor, y la magia inexplicable que es saber que estás enamorado de alguien más, que ya no eres tú contra el mundo, si no ustedes contra el mundo. Creo que alguien puede llegar a amar de mil maneras a una sola persona, pero también creo que el amor propio se puede expresar de mil formas más. El amor no es solo amar a tu pareja, es amarte a ti mismo, amar a tus amigos, tu familia, tu mascota, amar tu vida, tu camino, tus cicatrices, tus defectos, tus errores, tus hijos, abuelos, tíos, sobrinos, primos en fin, estamos llenos de amor en este mundo y no nos damos cuenta, el amor está en cada mañana cuando despiertas, cuando llegas del trabajo o de estudiar, el amor está en ti el amor eres tú.

A veces ese amor que deberías de sentir todas las mañanas, ese fuego intenso con el que te levantas, no está ahí. Y llega ese momento en el que te comienzas a conformar, a mentir, a engañar. Es ese preciso momento cuando has dejado de quererte, donde comienzas a creer que el amor es amor cuando realmente es la falta de el mismo.

Cuando voy por la calle, ya no veo parejas enamoradas, ahora veo dos personas con miedo a estar solos, con miedo al qué dirán, veo dos personas infelices, que se engañan a sí mismas, veo personas con dudas, veo un amor mecánico, pensado, banal, grotesco, obsolescente. No quiero sonar pesimista, pero el amor al que estamos expuestos ahora,  ya no se siente, ya no se vive, simplemente se muestra, se muestra para intentar convencernos de que lo que sentimos, al estar expuesto puede ser real, que equivocados estamos.

Confundimos el amor, con celos, confundimos el afecto con amor, confundimos la admiración con amor, confundimos el gusto con amor, confundimos el sexo, con amor, confundimos el coqueteo con amor, confundimos la amabilidad con amor, confundimos la infidelidad con amor.

Que loco se ha vuelto el mundo, que poco fieles a nosotros mismos nos hemos convertido, que poco valor nos hemos dado, dejemos de mostrarle al mundo cuanto amor  decimos sentir, más bien demostrémosle a esa persona que realmente sentimos y vivimos a su lado.

Si dudas, vete. Si fuiste infiel, vete, Si fuiste engañado, vete. Si no eres feliz, vete. Si no te convence, vete. Si no le ves futuro, vete. Si no lo sientes, vete.

cul

Dejemos de engañarnos! dejemos de engañar!, el único perjudicado no solo eres tú, también es esa persona que confió en ti, no hieras con mentiras, hiere con verdades. Pues cuando intentas  demostrarle al mundo lo feliz que eres, y llegas a la casa y esa felicidad se disipa, ¿qué haces ahí?, si piensas en alguien más, estando con ella ¿Porque sigues  ahí?, Dejémonos de juegos.

Estar solos no es como lo pintan, aprendes a amarte por quien eres, aprendes a amar por quienes son y no por la situación en la que te encontrabas, aprendes a ser leal a tus principios, a tu valores, a ti!, aprendes a no depender de nadie para ser feliz, aprendes a apreciar lo que realmente es el amor, y ahí cuando todo eso suceda, llegará alguien que te hará saber, sentir, vivir, El verdadero significado de lo que realmente es.

El amor no es dependencia, el amor es libertad, es compromiso sin papeles, es fidelidad por gusto. Dejemos que el amor nos mate, de realidades, de sentimientos y nos libere de banalidades y engaños.

Caroline Mosos Muñoz



     Compartir         Compartir