Puede que técnicamente tu relación se haya terminado, pero aún estás tan compenetrado con el otro que se siente como si tuvieses que separarte pedazo a pedazo. 

Cuando se encuentren hablarán todo el tiempo, diseccionarán la relación e intentarán discutir las razones por las que no funcionó. Hablarán de por qué no iba a funcionar en el futuro y las razones por las que les hubiera gustado que no fuera así. Buscarás a persona en momentos de debilidad: Los llamarás cuando te sientas vulnerable y cuando necesites que alguien te asegure que vas a estar bien.

Eso sí, llega un momento en que esto se acaba. Pasan más y más días en los que no hablan y ya no esperas que te mande un mensaje de texto o que te salude, la verdad es que no esperas casi nada de él en este punto. Sigues pensando en él todo el tiempo, pero su imagen se ha vuelto más difusa en tu cabeza. Donde antes había una imagen clara, ahora sólo hay como una niebla que no te deja ver bien.

tumblr_m1nnvo953z1qcaccoo1_500_large

Comienzas a recordar todos esos momentos románticos que vivieron una y otra vez, esos que hacen que la piel se te ponga de gallina, simplemente para sentir la adrenalina del momento. Piensas en todos los momentos en los que te hizo reír. De repente comienzas hasta a olvidar las razones por las que tu relación no funcionó.

Dejas de recordar todas las discusiones que tenían o la forma en la que siempre dudabas de la relación. Te olvidas de esos momentos en los que te sentías atrapada o insegura. Como si fueras otra persona cuando estabas con él. Olvidas todas las razones por las cuales no funcionó porque te consume el deseo de no estar sola.

Recuerdas lo mejor de la relación porque quieres volver a ese momento en el que eras feliz y ves películas románticas porque quieres volver a sentirte de esa manera. Lees las viejas notas que te dejaron en tu cuarto, miras las fotos viejas y revisas las conversaciones antiguas en tu teléfono.

Este es el momento en el que tienes que superarlo y seguir con tu vida. Ya no estás enamorada de esta persona: Estas enamorada de la idea de estar enamorado y de la idea de no estar sola. La razón por la que recuerdas todos esos momentos en los que tenías alguien que te acompañara y que estuviera contigo cuando nada salía bien es porque lo que quieres tener de vuelta es esa seguridad, no a tu ex.

large-416

Es hora de dejar ir esos sentimientos. Porque si te decidieras a ir tras él y tu ex quisiera volver contigo también, sólo serías feliz por un rato. El reencuentro sería romántico y estarían como dos recién casados en su luna de miel. Pero esta etapa terminará.

No te expongas al mismo dolor dos veces. En vez de eso, quédate sola. Enfrenta y acepta el miedo, acepta que por un tiempo tendrás que depender sólo de ti misma y que tendrás que auto-rescatarte cuando te sientas sola, vulnerable o extraña. Te va a tomar un tiempo, pero puedes hacerlo.

Hazlo, déjalo ir.

1685295_IPCVHVWUIVYJRHH

Visto en Thought Catalog.



     Compartir         Compartir