¿Cómo olvidarte?. No sé cómo hacer eso, y es que estás conmigo, aunque yo no lo quiera, de verdad en más de una ocasión he intentado olvidarte, caprichosamente he roto tus fotos, quemando tus cartas, he tirado los regalos que algún día me diste, pero hasta el viento me recuerda a ti.

¿Cómo olvidarte amor?, si me enseñaste a conocer una parte de mí, una parte que no había explorado jamás en mi vida. una situación completamente desconocida hasta que te conocí. Ha sido complicado, no lo niego, porque en muchas ocasiones he tenido parejas, pero ninguna me había dejado este hueco tan grande como el que dejaste tú.

¿Cómo olvidarte amor?, si en lo cotidiano me acompañas siempre, al caminar por la calle, al escuchar mi música favorita, al verme adormecida por el atardecer, al sentirme triste otra vez. ¿Cómo olvidarte?, si eso no me lo enseñaste, me enseñaste muchas cosas pero no como deshacerme de lo que siento por ti, ay amor mío, me gustaría saber cómo haces tú para olvidarme, porque yo por más que lo intentó no he podido lograr alejar mi pensamiento de ti.

¿Cómo te olvido?, si cada vez que sonrío pienso que voy a verte, estás en todos los sentimientos positivos que tengo, estás en las calles, en las personas y en los niños, y es que has huido como todo un fugitivo, pero mi mente no deja de buscarte a donde quiera que voy, te busco en la cara de todos los desconocidos que me encuentro, cada vez que suena el timbre de mi teléfono espero que sea una llamada tuya, cada vez que llego mensaje me gustaría ver en el título tu nombre.

Definitivamente no sé cómo olvidarte, por más que lo pienso no encuentro una manera efectiva de hacerlo, y es que en el fondo ni siquiera estoy segura de querer olvidar lo hermoso que ha sido el poder vivir un momento a tu lado, quizás en este momento estoy triste por tu partida, pero estoy segura que al final de mi vida, no me arrepentiré de haberte conocido.

A fin de cuentas, he llegado a la conclusión de que no podré olvidarte jamás, por lo tanto solo me queda pedirle a mi amigo el tiempo que me ayude entonces a superarte, y a mi enemiga la suerte que no te vuelva a ver jamás.

Autor: Sunky



     Compartir         Compartir