Decirle a un hijo que sus padres se separanno es tarea agradable para nadie, pero llegado el momento habrá que buscar la mejor manera de hacerlo. Por eso desde aquí te ofrecemos unos cuantos consejos que harán que por lo menos te sientas más acompañada y orientada a la hora de hablar con los pequeños.

Un estudio realizado concluyó en que un 80 % de los niños en edad preescolar a los que no se les había dicho que sus padres estaban en proceso de separarse y de un momento a otro se encontraron con esa realidad, percibieron la situación como traumática. Los resultados de este estudio demuestran la importancia de comunicarle a los hijos la decisión de separarse.

Cómo anunciar a los hijos la separación de los padres

Para el Dr. Justin Coulson, experto en el tema de separación de padres, lo ideal es hablar con los niños ni bien los adultos tengan la decisión tomada de forma segura y certera, no es bueno para ellos asimilar que de pronto los padres ya no vivirán bajo el mismo techo y que a la semana se les diga todo lo contrario para luego recaer otra vez en la misma situación.

Una vez que ambas partes lo han hablado y han definido todo lo que implica separase en relación a los hijos, entonces será momento de trasladarles la decisión, pero con tiempo y calma para que también puedan hacerse a la idea.Como-decirle-a-un-hijo-que-sus-padres-se-separan-2

El doctor Coulson también hace una analogía del hecho de la separación de los padres con la película Shrek, cuando el ogro habla con burro acerca de separarse refiriéndose a las capas de cebolla. Es un buen ejemplo para tener en cuenta y así entender que lo más beneficioso para los niños es contarles las circunstancias de modo superficial, sin entrar en detalles profundos que pueden hacerles daño o escapar a su nivel de compresión.

Los SÍ y NO al hablar con los niños
Como-decirle-a-un-hijo-que-sus-padres-se-separan-3

Los niños no tienen que saber quién es culpable de la separación, en caso de que exista alguno.
No deben encontrarse en la posición de elegir; esto es algo que tienen que solucionar de antemano los adultos, aspectos como guarda y custodia, en donde vivirán y otras cuestiones relacionadas.
No les mientas.
No los hagas participes de secretos que deben ocultar a su otro padre para evitar que sientan que traicionan a alguno de los dos.
No seas negativa.
No asumas culpas.
No involucres a los niños ni los utilices para “enviar recados”.

Fuente : entrepadres.imujer.com/



     Compartir         Compartir