¿Estás dispuesto a dejarlo todo por comenzar de nuevo? Caminar sin mirar atrás, dejar personas que eran sustentables para tu vida y que creías que te hacían feliz, porque eras feliz, dar un cambio a tu vida.

Dicen que, para un cambio, y uno bueno, siempre hay un terremoto. Una sacudida que te hace temblar el cuerpo y el alma. Si estás preparado solo te moverá un poco y te repondrás rápido…pero si estas tan concentrado en disfrutar el ahora sin importar el después, te levantara hasta lo más alto para luego dejarte caer en picada.

Fuertes los que pueden seguir adelante a pesar del dolor y el querer, ¿Fuertes? Yo les diría valientes.

Solo ellos saben cuánto duele y cuesta, pero todo por un “y vivió feliz por siempre”; Ese terremoto se llama desilusión.

La desilusión es un sentimiento tan agobiante y triste. Es la raíz a las típicas preguntas ¿Por qué? ¿Qué paso? ¿Qué hice mal? Es la máscara que cubre al mentiroso.

Te pinta con cuentos un mundo de colores mientras él es el lobo feroz, pero luego llega la tempestad, la calma y la paz. Aquellos que estuvieron preparados solo se sacan el polvo de encima que dejo ese terremoto y siguen caminando, enteros.

Pero aquellos que no lo estuvieron quedan enfermos, rotos, lastimados, en pedazos, se desesperan, no saben qué hacer. Algunos sufren demasiado que mueren por tanto desastre; Y aquellos que sintieron al cien por cien y luego terminaron con una caída libre de noventa grados, pero siguen adelante a pesar del dolor y la soledad, no son fuertes. Son valientes.

Valientes porque hasta el más débil puede sacar coraje del suelo y seguir, sin mirar atrás, por eso, no tengas miedo si haz caído, si estas tirado sin nada más que vos mismo, y aunque incluso eso te parezca poco (no es así).

Déjame decirte que no hay nada más bonito que conocerse a uno mismo, es darte la oportunidad de empezar una relación, una relación con vos, que nada ni nadie podrá romper, es un viaje con boleto de ida, pero no de vuelta. Una vez que te vas conociendo, de a poco, te vas encariñando, enamorándote de vos mismo.

Te das cuenta que siempre estuviste y estas entera, no necesitas de alguien para complementarte; Porque vos, con tus errores y defectos, tus virtudes y sueños, desde que naciste estas con todas las piezas; Creo en el destino y que hay alguien que encaja en tu vida haciéndote sentir de una manera única. Porque el amor, es lo único que puede aumentar y dar felicidad a nosotros. Pero ojo, no confundan amor con algo físico.

Todo a su tiempo…

No se apuren, la vida tiene su propio tiempo y ritmo. Vivan el ahora, pero consientes que al otro día les espera un mañana. Sean felices

DENSE UNA OPORTUNIDAD A USTEDES MISMOS.

Porque no hay mejor manera de comenzar de cero que empezando por cada uno.

 



     Compartir         Compartir