Querida Harley:

Mi doctora, mi cómplice, mi amiga, mi novia, mi amante, mi terrible migraña… perdón no sé cómo comenzar una carta, nunca he escrito nada, soy de hechos, no palabras, por cliché que suene así soy, pero tu mi precioso arlequín, mereces que haga este esfuerzo por ti.

Me haces tener tantos sentimientos que odio, pero a la vez los amo, pues desde que estás conmigo me has hecho recordar lo que es estar con alguien y querer cuidarla, me he dado cuenta de severos cambios en mi desde que llegaste a mi vida, es la primera vez (o al menos en  mi memoria reciente) que me siento así.

 

johq

A tu lado he reído más que lo que me hace reír el mundo entero, cuando todos me ven siempre sonriente, solo contigo me animo a llorar, tú me has visto llorar, cuando me miras, desnudas al payaso que todos ven y dejas al ser humano que soy.

No hay nada más cruel que mis recuerdos que hacen regocijo en mi locura, perdóname Quinn por haberte humillado ante amigos y enemigos en común, no pareciera que cuando llego a la cama para dormir, cada noche se me revelan tus ojitos llorosos porque te grite, aun me avergüenzo cuando, queriendo ser como yo, furiosa te fuiste pero volviste con un enorme diamante. No mi bello arlequín tú no tienes por qué ser como yo, por favor no seas como yo, tú me gustas como eres, me gusta tu irreverente autenticidad, eres irrepetible, y eso, me vuelve más loco. Me vuelve loco que de verdad crees en mí, y eres la única que lo hace, sabes mis motivos (de lo quesea que haga), y los entiendes, de verdad me comprendes, los demás fingen creerme por miedo a lo que pueda hacerles, tú en verdad crees en mí.

HqJk

Amo tu frívola y calculadora sonrisa sexi, amo hasta como mascas esa goma, odio que insistas en besarme cuando estoy concentrado en hacer el mal a alguien, pero me encantan tus abrazos sin razón. Amo tú cabello, tu ropa, tu mirada de loca, pero cuerda al mismo tiempo.

Me encanta pelear contigo, adoro tu agilidad, y que dejes caer tu inocente ira conmigo, amo luchar contigo, una vez me heriste en el hombro, justo a la altura del corazón, la herida ya no duele, lo que me atormenta es la cicatriz, pues cada que la veo, me doy cuenta que te alejé de mí y no porque quisiera, mi falta se estabilidad y mi casi nula salud mental, me hacen alejarme de lo que amo, odio decir que te amo pero tal parece que “te amo”.

jocker

Ya no tengo paciencia para seguir escribiéndote esto, además ya dije lo que no quería, pero lo dije y es verdad…

Tal parece que te amo más que nada en el mundo, mi hermoso y demente arlequín.

Con todo mi amor, y por siempre tu pastelito…  The Joker.



     Compartir         Compartir