Tal parece que nunca fui suficiente para ti, nunca cumplí tus expectativas, de belleza pues era una flaca sin chiste, o ¿cómo era lo que me decías?, siempre te encargabas de hacerme ver que jamás sería tan “madura como tú” que no era muy lista, que no me merecías, cada palabra me retorcía el corazón en pedacitos, pero ahí estaba, siempre al pie del cañón para ti.

Y pese a eso solo fui tu trofeo, una conquista más en tu colección, pues no sé si recuerdas, pero muchas veces te aleje de mí, porque en realidad no quería estar contigo, me buscaste muchas veces pero siempre te rechacé, hasta que, inteligentemente me volviste a buscar cuando estaba destrozada, y con mi autoestima por los suelos, así que no te costó trabajo hacerme sentir peor que la basura, te fue muy fácil hacerme sentir dependiente de ti.

sea

Te aprovechaste de la situación, pues me tomaste vulnerable, y con todo y tu facha de conquistador y de, “el mil amores”, yo si me enamore de ti, todo lo que hice por ti fue desinteresado, bueno, eso no es del todo cierto, pues todo mi empeño si tenía un cometido, lo único que quería era tu agrado, enamorarte como lo estaba yo de ti, te admiraba ¿sabes?, pese a tu mediocridad, creí que teníamos algo juntos y que saldríamos de tu bache sentimental y comenzaríamos a vivir por y para nosotros, nunca fue así, jamás estuviste a mi altura, y sabes perfecto que nunca me importó y físicamente hablando, pero en los sentimientos, te superé, por mucho y eso me dolió.

Sin saber por qué, dejé todo por ti, me olvidé de amigos porque no te gustaba “exponerme”, de mi familia, por qué  “jamás entenderían lo nuestro y no quieren que sea feliz”, te di mi tiempo y hasta mi dignidad y reputación, y lo perdí , todo lo perdí por apostar al perdedor, hay veces que aún me pregunto cómo es posible que no me amaras sui lo di todo por ti, peor ya comprendí que no puedes amar a alguien si no te amas a ti mismo, y tú te desprecias. Te castigas ahogándote en alcohol, si ¿sabes que eso te alejo de tus hijos, de tu familia?, eso te dejó casi solo, pues estuve contigo cuando eso pasó y te diste a la tarea de sobajarme y hacerme sentir peor que tú, casi lo logras, y creo que después de todo me lo merezco, por aferrarme a un perdedor, a alguien que ya vivió lo doble que yo, y todo lo hizo mal.

La vida siguió sus vuelas de cabeza, y aunque estoy muy bien sin ti, a ti también te sonrío el destino, te regreso el buen trabajo y ahora ya tienes dinero, tus hijos volvieron y te la llevas bien con tu esposa, te confieso que cuando lo supe me llené de ira, pues no te lo mereces, pero después comprendí que en mis manos no está hacer valer el Karma y que no soy nadie para juzgar, así que se feliz, te deseo lo mejor de lo mejor, siempre y cuando te mantengas lejos de mí. No te digo que me olvides, pues sé que no te costará trabajo, en realidad nunca supiste como soy, tu enorme ego y arrogancia nunca tuvo tiempo para dejarme entrar.

gril

Ya no hay más que decir, fuste el bache más grande en la carretera de mi vida, el error que más aprendizaje me dejó, créeme aprendí la lección, y definitivamente el nuevo hombre que entre a mi vida tendrá mucho que agradecerte pues me enseñaste a amar, pues abrazar a un grande tempano de hielo, fortaleció mi llama y ahora tengo mucho más amor para dar. Aunque esa persona tenga mucho que agradecerte, el jamás sabrá de ti, pues he decidido enterrarte, encerrar bajo mil llaves tu recuerdo, eres el mal ejemplo que ni si quiera quiero usar para eso, dejaré de mencionarte, de nombrarte, te olvidaré tan pronto y tan fuerte que dudarás de tu existencia.

Hasta nunca caballero, si bien ustedes no tienen memoria, tú me provocaste amnesia, sabré negar lo nuestro como tú lo hiciste cuando “estábamos juntos”.

No te deseo nada malo, bueno tampoco, simplemente me das igual, espero que la vida te ponga en donde tengas que estar, y que el destino de verdad sea certero, que no te deje elegir…

PUES NUNCA SUPISTE QUE ES LO QUE QUIERES.



     Compartir         Compartir