Cuando estas en una relación, en lo menos que piensas es cómo será el truene, digo, si estas feliz ahí, es porque dentro de ti piensas haber encontrado al indicado, crees que encontraste al diferente entre todos, a ese que es para ti, para toda la vida, y es válido, siempre pasa, estamos enamorados y todo es bello, pero sabes,  a veces en inminente llegar al fin.

Todos los finales duelen, pero hay unos en que estas convencida que no hay más que hacer, te diste cuenta que definitivamente él no es tu cómplice de vida, que no los une nada, que fue una bromita del destino el haberse juntado, de sobra sabes que no era una relación duradera, esa es cuando el fin duele menos, pero hay otras…

Hay otras en donde el alma se rompe, porque con esa persona que estas a punto de decir adiós, es la misma con la que compartiste momentos tan gratos y tan felices, con ella si hiciste un verdadero lazo de complicidad, lograron que si relación de pareja los hiciera lo mejores amigos, o al revés. Pero el punto es que terminar se convierte en la tarea más difícil del mundo, pues de manera voluntaria y aún con el alma rota, te estas despidiendo de tu mejor amigo para siempre.

travel

Lo cierto es que muy pocos logran conservar esa amistad después de terminar una relación tan entregada y completa como lo fue su noviazgo, por eso es que esos truenen de verdad que duelen, de ser los mejores juntos, de ser casi inseparables, resulta que se han perdido el rastro por completo y generalmente, casi siempre se quedan muchas palabras en el tintero. Por eso escribir una carta con todas esas palabras  y sentimientos que de los que jampas se enterará es lo ideal para desahogar el alma. Esta es la mía.


 

Hola Extraño.

Ha pasado mucho tiempo ya desde que nos dijimos adiós, pero no he de mentirte que aún recuerdo de manera muy especial esos días en los que éramos inseparables, ¿los recuerdas?, hacíamos buen equipo verdad.

Me encantaría pensar que fue tu decisión, que es tu culpa que ahora estemos cada quien por su lado, tal vez es mi manera de protegerme todo el dolor que me causa tu indiferencia, pero la verdad es que la decisión es mutua, no tengo nada para odiarte o al menos guardarte cierto rencor, fuiste mi mejor amigo y desearía que aún lo fueras.

Ese es un punto a mi favor para guardarte rencor ahora que lo pienso, te fuiste, nos alejamos y de verdad me cala bastante la indiferencia, en donde dice que después de una relación amorosa no se puede tener ningún contacto mucho menos amistad, porque no puedo llamarte de repente para asegurarme que la estés pasando bien.

kisslove

Nos conocimos tan a fondo, compartimos tanto, que ahora, después tanto tiempo, me sigue resultando increíble, como de tenerlo todo, nos quedamos sin nada. Antes podíamos pasar horas hablando, ahora no puedo siquiera enviarte un texto, antes se nos hacía eternos los  minutos separados, ahora tengo mucho sin siquiera verte de lejos.

Lo cierto es que lo que llegamos a tener,  esa amistad tan pura y linda que tuvimos, de toparnos en el camino, seguro nos haría regresar, y es a regresar a todo, a tener la misma ternura, apoyo, comprensión, y los mismos errores, que te harían de nuevo sufrir, yo soy responsable de mi corazón si lo rompo es cosa mía, pero lo que me preocupa es el tuyo, quiero que estés bien. Aunque me duele y no tenga la certeza, sé que estas bien y lo estas mejor sin mí.  

No me queda más que desearte lo mejor, esperar que todo lo que te propongas lo logros pues eres de esos que no quita el dedo del renglón, estaría de más decirte que cuentas conmigo, que si alguna vez deseas hablar y ver si podemos recuperar la amistad, de mi parte no habrá una sola traba.

Te extraño, extraño a mi mejor EX amigo.

Atentamente:
La que ya no es tu amiga pero no te olvida.

 



     Compartir         Compartir