Hubo momentos en mi vida en los que pensé que cuando te fuiste, mi alma simplemente dejaría de vivir. Quizás estaba respirando, seguro mis órganos estaban funcionando a la perfección, pero algo más allá de lo físico, estaba sencillamente roto.

El día que tu alma se fue hacia un mejor lugar, sentí como cada parte de mi esencia hizo ese mismo viaje contigo. De repente me odié por amar tanto, de momento pensé que no debí darlo todo. Todos esos planes de vida que tenía contigo fueron enterrados debajo del césped donde yaces para la eternidad. Mis días eran grises, la sonrisa de la que te enamoraste, simplemente desapareció y ya no existía más.

 

Después de resignarme a pensar, que jamás podría volver a sentir llegó alguien al alborotar cada fibra de mi ser, contra mi voluntad, porque no quería engañar este sentimiento y luché con todas mis fuerzas para no permitirme volver a sentir lo que un día sentí contigo, pero te cuento: fallé. Mi alma se llenó de ese alguien que me hizo recordar lo hermoso que es sentir mariposas cuando ven unos ojos penetrantes que descubren la hermosura de un alma. Mi alma se llenó de la sensación de cuando mi piel se eriza cuando unas manos fuertes acarician mis caderas y mi cuello. Mi alma se llenó de el roce de unos labios húmedos que se deslizan con dulce sabor a través de mi boca. Mi alma volvió a sentir.

encanta-L-GLey_R

Algo en mí despertó, algo que creí había muerto, regresó y descubrí que mi alma no estaba muerta, solo estuvo dormida y descubrí mi segundo gran amor, ese que me hizo creer que sí es posible, ese que me hizo creer que la vida no se termina porque te hayas ido, ese que me hizo creer en lo feliz que estarías de ver que he recuperado mi sonrisa, mis ganas, mi alegría, mi deseo. Ese que me hizo creer que el amor existe, sin importar hora, lugar, tiempo, personas, problemas. El amor es solo amor, y lo descubrí cuando aprendí que no hay un solo amor y esos segundos amores, son los que nos hacen aprender a amar de verdad.

Autor : E. R. Rose



     Compartir         Compartir