Tú, que te has convertido en algo más que un amigo, en algo más que un suspiro, en algo más que  un amor.

Nunca he  sido buena expresándome cara a cara, no es que sea vergüenza o  falta de amor, es que me falta valor para decírtelo.

te adoro

Y es que a pesar de que entre  tú y yo haya tal conexión, hay algo que me limita, para contártelo.

¿Qué si te quiero? , como no quererte si eres como un golpe de suerte que de repente apareció, tú que me has hecho recuperar la sonrisa, caminar de tu mano sin prisa, olvidarme del ajetreo del mundo que gira y gira.

Tus besos se han vuelto mi vicio, tus ojos mi cura a las desdichas.

Como no adorarte, si eres el sueño de toda mujer, tus detalles, tu paciencia para soportar mis manías, tú dulzura, tus caricias.

Recuerdo con exactitud ese  primer día, las miradas efusivas, las sonrisas y ese beso robado que me cambio la vida.

Y de repente como un torbellino, llegaste a remover mis sentimientos, a revolucionar mis pensamientos y así, sin poder evitarlo, perdí el control de mí y me enamore de ti.

Yo que pensaba que me convenía ser precavida para no sufrir, y  mírame aquí como una tonta pensándote, escribiéndote, suspirando por ti.

Has logrado derribar las barreras que las traiciones pasadas construyeron, has logrado disipar mis miedos, construir ara los dos un millón de nuevos sueños.

Llégate así, en el momento justo para enamorarme de ti, me enseñaste a confiar de nuevo, me enseñaste que vale la pena el riesgo por volver a sentir.

juntos

Te, quiero, porque me has mostrado el valor de tu amor, te adoro, porque estas siempre cuidándome, adorándome, dando lo mejor de ti.

Te diré un par de palabras, que he guardado demasiado,  un par de palabras  que no me atrevería a decir sin pensar, esas que se sienten con el alma, que se dicen con toda honestidad.

 

Ya no quiero callarlo, necesito expresarlo.

Te amo, más que a nada en el mundo, te amo

 



     Compartir         Compartir