Querida Z:

Se lo feliz que eres cuando lo besas frente a mí, pues así refuerzas tu triunfo, sé que no pierdes oportunidad de abrazarlo y llenarlo de mimos cuando coincidimos en el mismo cuarto, pues aunque lo niegues, sabes que va a mirarme y no sabes lo que sentirá por mi aunque te abrace a ti, tus ojos se llenan de orgullo cuando tengo que verlos juntos pues piensas que has ganado ante mí, y te has quedado con él, sin embargo lo que no entiendes es que PERDIMOS LAS DOS.

Yo perdí el yugo que me persiguió durante poco más de un año, perdí la capacidad de sentirme mal por salir con mis amigos, pues él se encargaba de hacerme sentir ruin cada que convivía con mis amigos, seguro a los tuyos los trata de maravilla, pues conmigo fue igual al principio y resulta que se encargó de ponerlos en mi contra cuando se fue contigo.

No te mentiré que he llegado a odiarte, pues él logró, hacerme sentir nada comparada contigo, sin embargo vuelve a buscarme cuando te pones de malas. Me llena de ira a veces el atiborrar mi cabeza con la idea de que si no hubieras aparecido, yo seguirá siendo lo que eres tú, pues llegaste a romper nuestra “perfecta burbuja” y te prefirió a ti.

Ahora siento pena por ti, pues de ese chico que jura que te ama, solo saben salir mentiras de boca cada vez que habla, ese hombre que te protege ante todo, eso sí es verdad, pues pobre de ti se llegas a hablar con un amigo varón, pues su inseguridad te asfixiará con sus celos posesivos como lo hizo conmigo, y él que te hace sentir como la única en su mundo, te repito que aún me busca cuando tú lo haces enojar.

mi novio me fue infiel.

Siento pena por ti, porque lo defiendes y gritas a los cuatro vientos que cambiaste al lobo en una tierna ovejita, que a ti no te va a pasar, que a ti te ama y que contigo se quedará,siento pena, porque infinidad de veces me fui feliz a dormir pensando lo mismo que tú.

Si un hombre de verdad ama jamás hace sufrir, y sabe hacer las cosas bien, debió dejarme antes de andar contigo,entiéndelo jugó con las dos.

Sé que te encanta alardear que mi drama era infundado y que contigo será diferente, y peor aún, me das pena porque piensas que el valor de una mujer depende de la opinión de un hombre, pues cada que me miras, tus ojos quieren decirme que vales más que yo porque él te eligió.

Ojala entendieras que vales mucho más de lo que él te pueda hacer sentir al principio, créeme quede verdad deseo que lo dices sea verdad y que a ti no te hará sentir como a mí, pero como dicen… “perro que come huevo, aunque le quemes el hocico”.

Solo puedo decirte gracias por abrirme los ojos, y te vuelvo a repetir, no ganaste tú, perdimos las dos, yo perdí ese yugo que quemó y amargo mi esencia, y tu perdiste a una amiga que jamás te daría la espalda como lo hiciste conmigo.

Ojala él no te haga lo que a mí, pues si lo hace, te derrumbará y te faltará una amiga te ayude a levantar.

 

 

Escrito por: Fabiola P.



     Compartir         Compartir